Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mazón carga contra la Acadèmia porque hace "demasiada política"

El presidente del PPCV afianza su control sobre el grupo en las Corts al ascender a su diputado más próximo, Rovira, a la portavocía adjunta

Mazón charla con Manglano en la sede de la RACV; al lado, Pérez, Esteve y San Segundo. | GERMAN CABALLERO

Mazón charla con Manglano en la sede de la RACV; al lado, Pérez, Esteve y San Segundo. | GERMAN CABALLERO

La primera parada de la recién estrenada agenda de Carlos Mazón en València como nuevo presidente del PPCV viene con polémica. El dirigente alicantino, que ayer se reunió con representantes de la Real Acadèmia de Cultura Valenciana (RACV) y Lo Rat Penat, en un claro guiño hacia el ‘blaverismo’, marcó distancias con la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL), ya que, a su entender, «tiene un a línea política francamente mejorable». Preguntado sobre si el nuevo PPCV reconoce la autoridad del ente normativo, Mazón aseguró que el problema es que en la institución oficial se hace «demasiada política».

La reflexión de Mazón es un paso más en la estrategia de los populares que, en esta nueva etapa, tienen decidido tirar de nuevo del discurso identitario. La Acadèmia Valenciana de la Llengua fue fruto de un acuerdo político entre el PSPV y el PP en los tiempos en los que Eduardo Zaplana era presidente de la Generalitat.

Mazón mantuvo que «en esta casa», en alusión a la sede de la RACV, es dónde residen las esencias de las señas de identidad, al tiempo que aseguró que no es el PP el que crea la controversia y mantuvo que la política lingüística del PP es la de la «libertad y el entendimiento».

En sentido, alabó la ley de señas de identidad del PP que el Botànic derogó en sus primer año de gestión. Cabe apuntar que tanto la RACV como Lo Rat Penat son dos entidades culturales valencianistas que defienden las denominadas Normes del Puig para codificar al valenciano, una normativa diferente a la oficial de la AVL. En 2016 hubo un acercamiento entre ambas instituciones para sellar la paz lingüística, pero se frustró.

Por otro lado, Mazón anunció ayer el nombramiento del diputado José Antonio Rovira como nuevo portavoz adjunto del grupo parlamentario en las Corts. Tras mantener una reunión con los diputados y diputadas, Rovira es una persona de la máxima confianza del dirigente alicantino y su ascenso a la dirección del grupo era previsible. El movimiento permite al presidente popular ampliar su control sobre la dirección del grupo parlamentario en espera de ascender a la secretaria general, María José Català, como portavoz, una decisión que, todo apunta, esperará a después del verano, aunque siempre antes del debate de política general.

Rovira cubre una de las tres portavocías adjuntas que estaba vacante desde que Eva Ortiz fue nombrada síndica en sustitución de Isabel Bonig y que en el partido pensaban se reservaba a la propia Ortiz cuando, de nuevo, fuera degradada. Sin hueco ya como adjunta, está por ver si Mazón la dejará como diputada rasa o le buscará otro acomodo.

Mazón pidió al grupo «trabajar sin descanso» e implicarse en la fiscalización del Gobierno.

Compartir el artículo

stats