Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Durante las prácticas clínicas conoces lo que es la vida real"

Frustración del representante valenciano del CEEM ante la gestión de las prácticas

Estudiantes en el hospital
 Dr Peset, antes de paralizarse
sus prácticas. levante-emv

Estudiantes en el hospital Dr Peset, antes de paralizarse sus prácticas. levante-emv

La pandemia impactó con fuerza en el proceso de formación de las nuevas generaciones de los que eran aplaudidos cada día. Los indicadores de capacidad asistencial sanitaria en pandemia provocaron que los alumnos de tercero, cuarto y quinto de Medicina se quedaran sin vivir la realidad de un hospital durante un año, situación que «frustró a la mayoría de alumnos» que desde este martes pasado se han visto esperanzados: la resolución publicada en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) reanuda formalmente las prácticas en hospitales de estudiantes de las universidades públicas y privadas de la Comunitat de Ciencias de la Salud, así como de ciclos de Formación Profesional.

Las razones de su reapertura, detalla la resolución, son la «buena evolución» de los porcentajes de capacidad asistencial y el descenso de la ocupación de camas de agudos gracias al «avance del programa de vacunación, que está teniendo un impacto muy positivo sobre las hospitalizaciones y la letalidad». Aunque recalca la necesidad de seguir extremando las medidas de control en los centros sanitarios, desde Conselleria aseguran poner el foco en «garantizar la adecuada formación práctica de los futuros profesionales sanitarios».

En la tónica de un año usual los estudiantes de medicina comienzan sus prácticas en hospitales a partir de tercero de carrera, sin embargo, el día 2 de noviembre de 2020 las nuevas generaciones de sanitarios de tercero, cuarto y quinto, para «prevenir y limitar la propagación de la covid 19», se quedaron sin prácticas formativas. El alumnado del último curso sí las llevó a cabo, ya que no podría hacerlas en años sucesivos.

Más tarde, en marzo, se reanudaron las prácticas también para los estudiantes del tercer curso del grado en enfermería y en abril a los alumnos del penúltimo curso de los grados de ciencias de la salud.

El representante de los estudiantes de medicina de la Comunitat del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), Jesús Andicoberry, afirma que aunque para el cuarto curso se reanudaran solo pudieron hacer prácticas «dos semanas» en el intervalo de un curso y medio. Lara Blasco, compañera de profesión de Andicoberry en la UV, afirma «ver a compañeros muy frustrados porque no se estaban formando», la razón está en que «durante las prácticas en hospitales conoces lo que es la vida real».

Generación «en desventaja»

El CEEM recordaba en un comunicado oficial que en garantía de su formación con las prácticas, el Gobierno de España incluía en el grupo 2 de prioridad de vacunación nacional a los estudiantes de las carreras sanitarias. Una medida marcada por la desigualdad, ya que se avanzó más la vacunación en unas comunidades que en otras. En concreto, la Comunitat sólo vacunó a los estudiantes que cursaban su último año de prácticas, que para Andicoberry se traduce en que «los estudiantes de medicina de la Comunitat estemos en desventaja con los de otras regiones que sí han mantenido las prácticas clínicas».

Sin embargo, el representante de estudiantes de medicina, asumiendo que se ha tratado de una crisis sin precedentes, no centra su discurso en la vacuna sino en la falta de soluciones: «no exigimos que nos enviaran a las UCIS, sino como han hecho otras Comunidades, que blindarán unas prácticas seguras, que se nos derivara a servicios que no supusieran un peligro para nadie».

Con Puig recuperando las medidas más duras de la península los sanitarios ven un horizonte distinto al del año pasado: confían en que sus prácticas se mantengan con cierta normalidad.

Compartir el artículo

stats