Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nivel extremo se expande de los municipios metropolitanos al litoral turístico

Una de cada tres localidades superan los 250 casos por 100.000 habitantes en 14 días

La restricción de movilidad
nocturna entró el lunes por la 
noche en vigor.  EFE/MANUEL BRUQUE

La restricción de movilidad nocturna entró el lunes por la noche en vigor. EFE/MANUEL BRUQUE

El rojo oscuro se extiende. El color que representa una incidencia considerada como ‘riesgo extremo’ de transmisión de la covid con más de 250 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días no deja de ganar terreno en el mapa autonómico. Según los datos de la Conselleria de Sanidad, entre el viernes y ayer, otros 63 municipios superaron este umbral de contagios, por lo que ya son 172 los que tienen sus límites teñidos de ese rojo oscuro, uno de cada tres localidades de la Comunitat Valenciana.

De un simple vistazo al mapa, se observa cómo la mancha que antes representaba el área metropolitana de València se ha expandido hacia las zonas del litoral, tanto hacia el sur como hacia el norte. Es lo que ocurre en localidades como Cullera, que ha pasado durante el fin de semana de una incidencia de 230 casos por 100.000 habitantes a 301; Tavernes de la Valldigna que ha más que duplicado su incidencia de 202 hasta los 552 en tres días; Canet, que pasa de 147 a 295; Orpesa de 235 a los 406; o Altea de 208 a 274.

Son ejemplos que se reflejan todavía mejor en el aumento de la incidencia de los departamentos de salud implicados como el de Dénia, que sube de los 165 casos por 100.000 habitantes del viernes hasta los 303 notificados ayer o el de Gandia que pasa de los 340 hasta los 477. No obstante, los que más incidencia acumulan son los vinculados con València ciudad y su área metropolitana como La Fe (589), el Doctor Peset (739) y el Clínico (742).

La ciudad de València sube otros 170 puntos de incidencia durante el fin de semana hasta los 774 casos por 100.000

decoration

Que el incremento de casos se expanda hacia las zonas turísticas del litoral no es algo que sorprenda a los expertos. El especialista en Salud Pública de la Fundación Fisabio, Salvador Peiró, señala que con el aumento de la movilidad, tanto desde el resto de zonas de España como desde la propia València, es «normal» que vivieran un crecimiento de casos como el que se estaba dando en otras zonas de la Comunitat.

Así, Peiró continúa destacando que las tasas de transmisión que se dan en el área metropolitana de València «son muy altas». De hecho, la capital es la cuarta localidad con más de 10.000 habitantes con mayor tasa de contagios, con 774 casos por 100.000 habitantes, solo por detrás de Benicàssim (1.018), Alboraia (897) y l’Eliana (789).

Ocho propuestas de sanción

Para el crecimiento tan rápido de casos que se ha visto en esta zona (la capital y su arco metropolitano) explica que ha influido un gran aumento de la socialización, la coincidencia de viajes y festejos relacionados con el fin de curso. Eso sí, admite que «si no hubiéramos vacunado al porcentaje que tenemos ahora protegido las cifras serían dramáticas».

La primera noche de toque de queda deja solo ocho propuestas de sanción y un grupo de erasmus despistado

decoration

Para frenarlo, el jueves de la semana pasada la Mesa Interdepartamental del Consell decretó nuevas medidas, entre las que se encontraba la limitación de reunión hasta 10 personas en toda la Comunitat Valenciana y un toque de queda de 1 a 6 de la madrugada en 32 municipios, dos medidas que recibieron el visto bueno del Tribunal Superior de Justicia el lunes y entraron esa misma noche en vigor. En este sentido, las primeras horas con ambas restricciones solo han supuesto ocho propuestas de sanción y la imagen anecdótica de un grupo de estudiantes erasmus a los que la entrada en vigor de la medida les había pillado sin enterarse.

El rojo oscuro también llega a la tercera capital de provincia de la Comunitat Valenciana, Castelló de la Plana, que hasta el fin de semana se había mantenido en riesgo alto (200 casos por 100.000 habitantes) y que tras más de 200 casos en tres días ha alzado su incidencia un 50 %, hasta los 311 positivos cada 100.000 personas. Por su parte, mejor resiste Alicante que aunque ha incrementado su tasa desde los 132 puntos hasta los 197, sigue en riesgo alto.

De hecho, llama la atención que la mayoría de municipios del sur autonómico están en riesgo amarillo, por debajo de los 150 casos por 100.000 habitantes. No en vano, los municipios en riesgo extremo se concentran en la provincia de València donde el 46 % de localidades superan este umbral.

Sanidad deberá pedir amparo al TSJ para ampliar el toque de queda



El toque de queda que entró en vigor el lunes solo afecta a 32 de los más de 500 municipios que tiene la Comunitat Valenciana. Y seguirá así, pese al aumento de casos generalizado (en algunos más que en otros) hasta que el Tribunal Superior de Justicia no dé su visto bueno a una nueva solicitud que debería presentar la conselleria.

En el DOGV que puso en marcha la restricción nocturna venían señalados estos 32 municipios por lo que para decretar alguno más sería necesario una nueva resolución con su nueva petición al Alto Tribunal y su consiguiente aval.

Llama la atención que los 32 municipios con toque de queda (todos con más de 5.000 habitantes) no son los 32 con más incidencia acumulada y que hay otros que están viendo cómo sus casos se incrementan a un mayor ritmo.

Sin embargo, desde Sanidad indican que la tasa de casos por 100.000 habitantes no es el único indicador para tomar medidas sino que se incluyen otros como la positividad, la incidencia en determinados sectores o el índice reproductivo del virus.


Los rastreadores del Ejército ya están a la orden de Sanidad

La Conselleria de Sanidad cuenta desde ayer con 50 nuevos rastreadores militares que van a desempeñar su labor en la base militar de Marines. Este personal ha sido puesto a disposición de las comunidades autónomas por parte del Ministerio de Defensa y desempeñará estas labores diariamente, de lunes a sábado. Estas nuevas incorporaciones se suman a los 1.644 rastreadores con los que cuenta actualmente la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública tanto en los centros de salud pública como en los centros de Atención Primaria.

Compartir el artículo

stats