El Consejo Interterritorial ha aprobado este miércoles compensar a las comunidades autónomas con un saldo negativo en la vacunación de personas desplazadas. El acuerdo lo ha anunciado la ministra de Sanidad, Carolina Darias, en rueda de prensa, una reivindicación que la Comunitat Valenciana había puesto en varias ocasiones encima de la mesa.

La compensación será a partir de la diferencia entre personas desplazadas vacunadas en la autonomía y personas de la autonomía vacunadas fuera.

Es decir, en el caso de la Comunitat Valenciana, hasta mayo se habían administrado 100.000 dosis a personas desplazadas hasta el territorio valenciano, personas que no estaban incorporadas a los censos oficiales y según las que no se hacía el reparto por población de las vacunas. A estas 100.000 dosis habría que restarle las personas empadronadas en la Comunitat Valenciana que, por reprocidad, se han vacunado en otras comunidades.

En el caso de la Comunitat Valenciana, se han vacunado a personas que habían comunicado en un centro de salud su condición de desplazado al estar más de un mes, pero menos de seis, en este territorio. En este caso también están incluidas personas migrantes en situación irregular que tenían la posibilidad de hacer esta solicitud sin necesidad de estar empadronado.

Hasta ahora, el Ministerio de Sanidad no ha facilitado cuántas personas que contaban con residencia en la Comunitat Valenciana habían recibido la dosis en otra comunidad autónoma mientras que hasta mayo, la consellera de Sanidad, Ana Barceló, había cifrado en 100.000 dosis las utilizadas para vacunar a no residentes en la Comunitat Valenciana.