Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia agrava la pobreza y deja a tres de cada diez personas en exclusión

Aproximadamente 1,4 millones de valencianos tiene unas malas condiciones de vida, según el cálculo del INE

La pandemia agrava la pobreza y deja a tres de cada diez personas en exclusión

Las organizaciones no gubernamentales y entidades de ayuda social están cansadas de repetir que la pobreza se está cronificando. Pese a la mejora de las condiciones económicas tras el tremendo varapalo que supuso la crisis de 2008, muchas personas perdieron el tren de una mínima calidad de vida. En esta coyuntura estalló la mayor crisis sanitaria del siglo que, prácticamente, detuvo toda actividad en el planeta. La rueda dejó de girar y, como era de esperar, los más necesitados volvieron a ser los más damnificados. El Instituto Nacional de Estadística le ha puesto cifras a ese enorme cráter abierto en la sociedad. Tres de cada diez valencianos está en riesgo de pobreza o exclusión social, según la última Encuesta de Condiciones de Vida realizada por el INE, con datos de 2020. Se trata del 29,3 por ciento de la población, dos puntos y tres décimas más que en 2019, lo que evidencia que la pandemia ha condenado a pasar dificultades a buena parte de la ciudadanía. Aproximadamente a 1.479.000 personas. Devastador.

El riesgo de pobreza en la Comunitat Valenciana se sitúa además casi tres puntos por encima de la media estatal (26,4 por ciento). La tasa de exclusión social es conocida como tasa Arope (por sus siglas en inglés, At Risk Of Poverty or social Exclusion) . Se creó en 2010 a efectos de medir la pobreza relativa en Europa ampliando el concepto de la tasa de riesgo de pobreza, que solo contempla los ingresos.

La tasa Arope se construye con la población que se encuentra en riesgo de pobreza, o con carencias materiales o con baja intensidad en el empleo. El otro indicador, que tan solo se basa en el nivel de ingresos, también ha crecido en el último año, situándose en 2020 en el 24,6 por ciento, también tres puntos por encima de la media nacional (21%).

Como hemos explicado anteriormente, en periodos de crisis los más damnificados son los que menos recursos tienen. Esto explica que, pese a que los ingresos medios de los valencianos fueron de 11.332 euros y crecieron respecto a 2019, también haya aumentado el número de personas con graves dificultades económicas.

Los ingresos mínimos de los valencianos también se situaron por debajo de los 12.292 euros de la media nacional. En 2020 el umbral de riesgo de pobreza para los hogares de una persona (calculado con los datos de ingresos de 2019) se situó en 9.626 euros.

Los niños, muy damnificados

La ONG Save the Children también analizó la encuesta del INE, que ofrece los primeros datos oficiales sobre cómo ha afectado la pandemia a las familias, en concreto a las más vulnerables. La organización advirtió de que un 34,8 % de los niños y niñas de la Comunitat Valenciana están en riesgo de pobreza o exclusión social. En total, más de 310.000 menores estarían en una situación de pobreza, lo que supone un aumento de más del 2,4 % respecto a los datos del año anterior.

La ONG también considera relevante el incremento de niños y niñas menores de 18 años que hay viviendo en pobreza severa, que sube de un 14,9 % a un 19 % en el territorio valenciano. Serían en total 170.000 menores de edad en esta situación, casi 38.000 más que hace un año.

Compartir el artículo

stats