Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Valencianos en el Desastre de Annual

Se calcula que fueron entre 8.000 y 9.000 los muertos peninsulares, según los documentos oficiales

Plano Melilla y cabilas del Rif, 
1921 (C.A.Melilla, 2007).

Plano Melilla y cabilas del Rif, 1921 (C.A.Melilla, 2007).

Aquella trágica derrota del ejército español fue el comienzo de la última guerra colonial española, que duró seis años y finalizó con la ocupación militar del Protectorado de España en Marruecos. Las noticias sobre los miles de españoles que murieron o fueron heridos en el Rif durante la segunda mitad de 1921, así como el cautiverio que sufrieron centenares de militares y paisanos españoles hasta enero de 1923, causaron una enorme conmoción en España, sucediéndose varias crisis políticas que culminaron con el golpe de estado y la dictadura de Miguel Primo de Rivera. Entre los españoles que murieron, cayeron heridos o fueron hechos prisioneros hubo muchos que nacieron o residían en la provincia de Valencia.

Monumento al regimiento Alcántara, de Mariano Benlliure, en la Academia de Caballería en Valladolid. . vallisoletvm

Comienza el desastre

En la madrugada del 1 de junio de 1921 una columna española cruzó el río Amekrán y tomó una colina llamada Abarrán, donde se construyó rápidamente una fortificación. Antes de acabar aquel día la posición fue arrasada por los rifeños rebeldes. De los 250 defensores, entre 141 y 179 murieron, desaparecieron o fueron heridos o capturados.

Valencianos en el Desastre de Annual

A pesar de este revés, el general de división Manuel Fernández Silvestre ordenó cinco días después que fuese ocupada otra colina, Igueriben, situada a cinco kilómetros de Annual. Los defensores de esta posición resistieron más tiempo. El 17 de julio fueron asediados y se les acabó el agua. Desde Annual trataron de rescatarles infructuosamente varias veces. Se negaron a rendirse.

Por fin, el 21 de julio, tras una defensa heroica, la posición cayó en poder de los rifeños. De los 244 hombres, sobrevivieron 37. Todo se precipitó tras la caída de Igueriben. Los más de 3.000 rifeños rebeldes que habían asaltado esta posición avanzaron hacia el campamento de Annual, dispuestos a aprovechar la confusión y el desánimo que invadía a los militares españoles. En Annual había concentrado Silvestre el grueso del ejército español, pero durante la madrugada del 21 al 22 de julio el comandante general dudó sobre qué debía hacerse: resistir y enfrentarse al enemigo o emprender la retirada.

Cambió de opinión varias veces y al final, cuando ya amaneciendo mandó retirarse, la confusión se había apoderado del campamento y la desbandada fue generalizada, al tiempo que los rifeños atacaban. Muchos españoles murieron en la posición (como el general Silvestre) o durante la huida.

Los que sobrevivieron formaron una columna que dirigía el segundo de Silvestre, el general Felipe Navarro. A esta columna se unieron precipitadamente los militares que guarnecían otras posiciones, que cayeron en cascada. El objetivo era llegar a Melilla.

El médico fugitivo

Una de estas posiciones era la de Buimeyán, guarnecida por 432 hombres: 15 oficiales y 417 de tropa (de los cuales 172 eran rifeños). Entre los oficiales estaba el teniente médico Antonio Vázquez Bernabéu, nacido en Blida (Argelia) pero criado y educado en València.

Siguiendo las órdenes recibidas el día anterior, a las 11 de la mañana del 22 de julio de 1921 emprendió la guarnición la retirada hacia Annual, a solo dos kilómetros. Al ver que Annual estaba siendo abandonada por los españoles y ocupada por los harqueños, los policías desertaron. La mayoría de los españoles del regimiento de Ceriñola cayeron en el corto trayecto que les separaba de Annual, adonde llegaron solo una veintena, que fueron hechos prisioneros. Uno de ellos era el médico Vázquez. Como el resto de oficiales presos, fue trasladado a Axdir, de donde consiguió huir el 21 de septiembre nadando hasta el Peñón de Alhucemas.

Un ontinyentí en zoco el Telatza

La posición de Zoco el Telatza estaba guarnecida por 970 hombres al mando del teniente coronel Saturio García Esteban. Entre ellos se hallaba el sargento ontinyentí Enrique Benavent Duarte, al frente de la 1ª sección de caballería del regimiento Alcántara n.º 14. A las 22 horas del 24 de julio de 1921, los oficiales de la posición celebraron una reunión en la que acordaron, al carecer de agua y escasear los víveres y municiones, emprender cuanto antes la retirada hacia la zona francesa, ya que Melilla se encontraba a unos 70 kilómetros y con numeroso enemigo de por medio.

La evacuación comenzó en la madrugada del día 25 de julio, después de inutilizar los cañones e incendiar la posición. La columna emprendió la marcha en buena formación en medio de una espesa niebla. Los primeros disparos se produjeron cuando la columna ya llevaba recorridos 3 kilómetros. La retaguardia iba protegida por los jinetes del Alcántara. El fuego se fue haciendo más intenso conforme se acababa la noche. Solo unos pocos soldados obedecieron a los oficiales y se enfrentaron a los harqueños en un duro combate. Entre los muchos que cayeron muertos estaba el sargento Benavent.

Rendición vergonzosa

El coronel Silverio Araujo, jefe del regimiento Melilla n.º 59, llegó al frente de sus tropas a Dar Quebdani el 21 de julio. Al día siguiente, la posición quedó sitiada por fuerzas rifeñas muy superiores en número a las españolas, que sumaban casi mil hombres y tenían provisiones para 8 días. En la mañana del 25 Araujo rindió la posición de Dar Quebdani sin disparar un solo tiro, con la garantía de que se respetaría la vida de todos los españoles. Pero, tras entregar las armas, cientos de harqueños se aproximaron corriendo a la posición en actitud amenazante. Asustados, muchos soldados saltaron el parapeto y huyeron. Casi todos murieron en plena huida. Novecientos españoles fueron masacrados. Unos pocos, como Araujo, en su mayoría jefes y oficiales, fueron hechos prisioneros. Entre ellos estaba el teniente médico valenciano Fernando Serrano Flores.

Apresado primero en Annual, fue trasladado poco después junto con el resto de militares de mayor graduación a Axdir. Allí se encargó del cuidado de los enfermos y heridos, así como de los presos civiles y de tropa que fueron trasladados posteriormente desde Annual hasta Ait-Kamara. Al enfermar de tifus y no quedar la medicina que él prescribía (Electrargol), el general Felipe Navarro pidió a Abd-el-Krim que permitiera su traslado a la posición española del Peñón de Alhucemas, pero el caudillo rifeño se negó. Murió el 18 de julio de 1922, un día antes de que llegara el fármaco al campamento de prisioneros.

Cargas en el río Igán

La columna mandada por el general Felipe Navarro retrocedió desde Annual continúamente acuciada por el enemigo durante varias jornadas, en lo que sería un horrible viacrucis plagado de sufrimiento y muerte. Primero hasta el campamento de Ben Tieb, luego hasta Dar Drius, después a Batel-Tistutin…

El repliegue de esta columna estuvo custodiado en todo momento por el regimiento de caballería Alcántara n.º 14, al mando del teniente coronel Fernando Primo de Rivera, excepto la sección del sargento ontinyentí Enrique Benavent Duart, que se encontraba en Zoco el Telatza.

Los escuadrones del Alcántara también protegieron la retirada de muchas otras posiciones menores que había cerca de la carretera por la que se replegaba la columna Navarro. Por ejemplo, el 23 de julio de 1921 este general envió a Primo de Rivera y sus hombres a proteger un convoy de camiones de heridos que había partido esa madrugada. Al galope, los jinetes se enfrentaron a los harqueños, que disparaban a mansalva. El caballo del teniente valenciano Ramón de León y Font de Mora, del 4º escuadrón, cayó muerto al recibir varios disparos en la cabeza. Al incorporarse del suelo, el oficial fue herido por dos impactos rebotados en un brazo y en la cadera, pero, entre el fuego intenso, consiguió subirse a un caballo negro que había quedado sin jinete.

Al teniente León Font de Mora volvieron a matarle su cabalgadura. Se subió entonces a la grupa del caballo de un cabo y siguió la carga empuñando su sable Puerto Seguro.

Entre Tistutin y Arruit

La columna del general Navarro llegó a Monte Arruit en la mañana del 29 de julio, después de acampar en algunas posiciones intermedias. La última etapa de este viacrucis se inició en la madrugada de aquel día desde el campamento de Tistutin. Durante 15 kilómetros la columna avanzó sin contratiempo. Cuando solo faltaba un kilómetro para llegar a Arruit, desde este poblado los cabileños hostigaron intensamente a la vanguardia.

Los oficiales intentaron mantener el orden pese al intenso fuego enemigo, pero cuando faltaban 400 metros para llegar a Arruit, el pánico se apoderó del ánimo de la mayoría de la tropa, que corrió en desbandada hacia el fuerte, abandonando los cañones. Cinco días antes, el 24 de julio, había muerto defendiendo Monte Arruit del ataque enemigo el valenciano Antonio Cortina Roca, teniente del regimiento mixto de Artillería de Melilla.

Un utielano en Segangan

Segangan es una ciudad situada a 23 kilómetros al sur de Melilla, al otro lado del monte Gurugú y cercana a Nador. Estaba guarnecida por 19 hombres del regimiento de caballería Alcántara n.º 14, 16 del regimiento de infantería Melilla n.º 59 y 4 de intendencia, a las órdenes del teniente Dapena. En la mañana del 24 de julio, Dapena ordenó la retirada. Uno de los soldados del Alcántara llegó gravemente herido a Melilla, muriendo dos días después, a las 15 horas, en el hospital militar Docker. Se llamaba Francisco Martínez Viana, natural de Utiel.

Matanza en monte Arruit

Asediados desde hacía días por más de 5000 harqueños, sin agua ni víveres, sin apenas municiones y esperanza, los españoles que permanecían en el fuerte de Monte Arruit soportaron a diario el bombardeo y los disparos de los pacos o francotiradores rifeños. No había sitio donde enterrar a los muertos ni donde curar a los heridos. También los medicamentos se habían acabado. Casi todos los que trataron de huir o se dejaron embaucar por las promesas de libertad de los harqueños, fueron muertos o, en algunos casos, capturados.

Después de varias propuestas de rendición, el general Navarro aceptó por fin capitular, siguiendo el consejo de su superior, el general Berenguer, que se hallaba en Melilla, desde donde no se veían capaces de mandar una expedición con posibilidades reales de rescatarles. El objetivo prioritario de los refuerzos que desembarcaban en el puerto melillense era defender esta plaza.

El 9 de agosto se produjo la rendición en Monte Arruit. Una vez que los 1675 españoles se habían desarmado y se preparaban para la retirada, fueron atacados por más de 3.000 harqueños. Mientras los españoles eran masacrados, incluidos los heridos, el general Navarro y una docena de jefes y oficiales fueron apresados. Entre los valencianos que perecieron estaban el teniente Ramón de León y Font de Mora (nacido en Valencia); el alférez Casimiro Gil Vicente (natural de Ayora), que murió en Ben Tieb, cerca de Monte Arruit; y el soldado Carlos Pons Micó (nacido en Albaida).

Protagonistas

FÉLIX DE LAS AGUAS ALBA

Nació en València. Hijo de Félix y Pilar. Era profesor mercantil. Reclutado, se presentó voluntario para servir como legionario de 2ª en el Tercio de Extranjeros. Murió combatiendo el 16 de septiembre de 1921 en Dar Hamed. 

BLAS ANDRÉS GABARDA

Nació en Burjasot. Era legionario de 2ª de la 2ª compañía del Tercio de Extranjeros. Murió combatiendo durante la ocupación de Casabona el 8 de septiembre de 1921. Fue enterrado en el Patio de Héroes, fosa 3.

ENRIQUE BENAVENT DURAT

Nació en Ontinyent. Era sargento del regimiento de caballería Alcántara n.º 14. En julio de 1921 estaba de guarnición en la posición de Zoco el Telatza, al mando de la 1ª sección de su regimiento. El 25 de dicho mes comenzó la retirada de dicha posición. Murió aquella madrugada del 25 de julio de 1921, protegiendo la retaguardia de la columna que abandonaba Zoco el Telatza. No se recuperó su cadáver.

ANTONIO CORTINA ROCA

Nació en València el 10 de noviembre de 1899. Hijo del capitán de artillería Antonio Cortina Pérez y de Rosa Roca Carbonell. Ingresó en la Academia de Artillería el 5 de agosto de 1914. Murió por heridas de arma de fuego en Monte Arruit el 24 de julio de 1921. Tiene dedicada una fuente monumento en Paterna. 

FRANCISCO FERRER CHALER

Nació en Bicorp. Hijo de Francisco y Teresa. Era sargento. Murió el 25 de julio de 1921 por herida de arma de fuego en el cuartel de su regimiento. Tenía 27 años y estaba soltero. 

LUIS FURIO MURILLO

Nació en València el 4 de enero de 1886. En 1905 ingresó en el Ejército como soldado de infantería voluntario, siendo destinado al batallón de cazadores Alfonso XII. Murió el 26 de septiembre de 1921 por arma de fuego en Tizza. El 10 de julio de 1926 se le concedió, a título póstumo, la Cruz de 2ª clase de la Real y Militar Orden de San Fernando. 

GIL VICENTE, CASIMIRO

Nació en Ayora el 19 de diciembre de 1887. Murió el 9 de agosto de 1921 en las cercanías de Monte Arruit. Estaba casado con Teresa Nacía Botella. Su cadáver fue encontrado el 24 de octubre de 1921 y trasladado a Melilla.

GÓMEZ BARETE, PASCUAL

Nació en Enguera. Hijo de José y Josefa. Era jornalero. Reclutado y destinado como soldado de 2ª de infantería al regimiento Extremadura n.º 15. Murió combatiendo el 31 de agosto de 1921. Estaba soltero y tenía 22 años. 

LEÓN Y FONT DE MORA, RAMÓN DE

Nació en València el 10 de noviembre de 1894. Hijo de Francisco de León Carrasco y Consuelo Font de Mora Ginés. Ingresó en la Academia de Caballería de Valladolid como alumno el 21 de septiembre de 1914. Esta academia expidió certificado de existencia en filas de este alumno a petición del Ayuntamiento de Vila-real (Castelló), de donde era natural su madre. Murió el 9 de agosto de 1921 en Monte Arruit. No se recuperó su cadáver.

MARTÍNEZ LILLO, PEDRO

Nació en Ayora. En 1921 era soldado del regimiento de caballería Alcántara n.º 14. En 1925 ingresó en la Guardia Civil. Fue homenajeado en junio de 2017 en la casa-cuartel de la Guardia Civil de su pueblo natal.

MARTÍNEZ RÓDENAS, RAFAEL

Nació en Ayora. Hijo de Eduardo y Leoncia. Era comerciante. Murió combatiendo en Dar Hamed (Blocao el Malo) el 15 de septiembre de 1921. Estaba soltero y tenía 30 años. Fue sepultado en el osario de tropa del Panteón de Héroes del cementerio de Melilla. 

MARTÍNEZ VIANA, FRANCISCO

Nació en Utiel. Hijo de Doroteo y Perpetua. Era carrero. Herido el 24 de julio de 1921 durante la retirada de Segangan, murió a las 15 horas del siguiente día 26 en el hospital militar Docker de Melilla. Tenía 22 años. 

MERCÉ MARTÍNEZ, ERNESTO

Nació en Jarafuel. Hijo de Miguel y María. Era cabo legionario de la 2ª compañía del Tercio de Extranjeros. Murió combatiendo a las 4:30 horas del 23 de septiembre de 1921 durante la ocupación de Casabona. 

PASTOR GÓMEZ, JOSÉ

Nació en Gandia. Hijo de Miguel Pastor Borrás y Ana María Gómez Molió. Era mecánico. Murió en combate el 7 de noviembre de 1921 en la meseta de Iguerman. Tenía 22 años y estaba soltero.

PONS MICÓ, CARLOS

Nació en Albaida el 5 de febrero de 1898. Desde Annual retrocedió con la columna que dirigió el general Felipe Navarro hasta Monte Arruit, donde murió de herida por arma de fuego el 9 de agosto de 1921.

RAMÓN C., LEOPOLDO

Nació en Valencia. Era legionario voluntario del Tercio de Extranjeros. Murió combatiendo el 7 de noviembre de 1921 en la meseta de Iguerman. Tenía 16 años; soltero.

ROCA FONT, SEBASTIÁN

Nació en Alzira. Hijo de Sebastián e Isabel. Era jornalero. Murió combatiendo el 31 de agosto de 1921. Tenía 23 años y estaba soltero. Fue enterrado en el Patio de Héroes, fosa 2, del cementerio de Melilla.

SELLA GONZALBO, ISIDRO

Nació en Torrent. Era zapatero. Murió a las 11 horas del 24 de septiembre de 1921 por herida de arma de fuego en el hospital militar de Melilla. Estaba soltero y tenía 26 años.

SERRANO FLORES, FERNANDO

Nació en Valencia el 14 de febrero de 1896. Murió de tifus el 18 de julio de 1922. Fue enterrado en un cementerio próximo al campamento de prisioneros de Axdir. El Ayuntamiento de Valencia puso su nombre a una calle en 1923.

TORÁN SORIANO, ANTONIO

Nació en Valencia. Hijo de Tomás y Francisca. Murió en combate el 2 de octubre de 1921. Tenía 25 años y estaba soltero.

VÁZQUEZ BERNABÉU, ANTONIO

Nació el 4 de agosto de 1896 en Blida (Argelia). Trasladado con su familia a Valencia siendo muy niño, estudió en la Universidad, obteniendo la licenciatura en Medicina y Cirugía en junio de 1918. Estuvo cautivo en Annual y después en Axdir, cuidando de los presos heridos y enfermos, hasta que logró fugarse el 21 de septiembre de 1921 nadando hasta el Peñón de Alhucemas. El hospital militar de València, inaugurado el 27 de mayo de 1952, lleva su nombre en su honor.

Compartir el artículo

stats