Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La incidencia se triplica también entre los grupos de más riesgo

Los contagios suben al mismo ritmo en todas las edades, desde adolescentes a octogenarios - Hay 600.000 valencianos mayores de 40 años que no han completado la pauta de vacunación

La incidencia se triplica también entre los grupos de más riesgo

La incidencia se triplica también entre los grupos de más riesgo

Los jóvenes son los grandes protagonistas de la quinta ola. Incluso dan nombre a esta nueva acometida del virus que está poniendo en jaque el verano cuando muchos ya daban la pandemia por finiquitada. Pero la magnitud de esta ‘ola joven’ está haciendo subir el nivel del agua hasta bañar todos los segmentos de edad, algunos de los cuales todavía tienen a un importante número de miembros sin vacunar en la Comunitat Valenciana.

En lo que va de mes de julio, la incidencia acumulada por tramos de edad registra una evolución casi idéntica en todos los segmentos de la población. Desde adolescentes hasta octogenarios, todos han multiplicado aproximadamente por tres su incidencia en las últimas semanas. La principal diferencia es el punto de partida, ya que los jóvenes entraron en el verano con unas tasas de contagio superiores por las fiestas de fin de curso y el escaso avance de la vacunación en este colectivo.

Pero ya con la transmisión fuera de control en casi todo el país y con la variante Delta probando su alta capacidad de contagio, de la que ya advertían numerosos estudios desde hace meses, el ritmo de aumento se ha generalizado y amenaza también a los más vulnerables. Según un informe de la Universidad de Oxford, la prevalencia de la cepa surgida en India supera el 80 % en España. En la Comunitat Valenciana se estima que el porcentaje es similar.

Así, mientras las franjas de 10 a 19 y de 20 a 29 años han pasado de registrar 348 y 449 puntos de incidencia el 1 de julio a los 1.016 y 1.290 del último informe de Sanidad, las de 50 a 59 y de 60 a 69 han escalado de 63 y 43 casos por 100.000 habitantes a 191 y 159, una velocidad de incremento incluso superior en estas últimas. En este grupo hay unos 200.000 valencianos sin pauta completa.

La vacuna es la gran barrera de entrada a estos colectivos vulnerables y está permitiendo capear la ola sin los niveles de saturación hospitalaria de otras. Pero la inmunización que aportan los sueros no es total y la estadística dice que si el número de infecciones escala, será más probable que algunos contagiados desarrollen cuadros graves. Además, todavía quedan cientos de miles de personas en estas franjas sin la pauta completa.

En concreto, son más de 600.000 los valencianos de más de 40 años que no han completado la vacunación y a 210.000 les falta iniciar el proceso. La Generalitat sigue priorizándoles a la hora de repartir los viales que van llegando pese a las peticiones por acelerar en el sector joven. Un dato avala el plan valenciano: las 19 muertes que se han registrado en el último mes se han concentrado en personas de más de 40 años.

Esas 210.000 personas sin ningún grado de inmunización suponen apenas un 16 % del total en la Comunitat Valenciana. El grueso (1,3 millones) se concentra en el sector de 39 años hacia abajo, pero sigue habiendo 87.000 personas de entre 60 y 69 años pendientes de completar su pauta y 31.500 sin iniciarla. Junto a los de 50 y 59 años, entre los que hay otras 112.000 personas con el proceso incompleto y 64.000 sin ninguna dosis, son los dos grupos que los expertos consideran de más riesgo.

Más de 400.000 dosis para cerrar grupos y arrancar con los veinteañeros

Completar la pauta de cuarentañeros, administrar las primeras entre treintañeros y tratar de repescar con monodosis a las casi 125.000 personas que fallaron a su cita para a partir de ahí, meterse en faena con los grupos más jóvenes donde queda más tela que cortar.

Esa es la previsión de la Conselleria de Sanidad para el proceso de vacunación de esta semana en la Comunitat Valenciana. Para ello contará con 438.217 dosis de Pfizer, Moderna, Janssen y AstraZeneca, la tercera cantidad más alta que se recibe para administrar en los siguientes siete días.

La mayoría de dosis de vacunas, más de 154.000, están reservadas para el grupo de jóvenes de 30 a 39 años. Así, para este segmento de edad se destinan casi 105.000 dosis de Pfizer, mientras de Moderna hay previstas casi 49.500 para iniciar el proceso en este colectivo.

Otro de los grupos mayoritarios que Sanidad prevé inocular esta semana será la población de 40 a 49 años, con los que se pretende avanzar en la puesta de segundas dosis. Para ello, se destinan esta semana a los puntos de vacunación 136.000 dosis, más de 134.000 de Pfizer y unas 2.250 de Moderna.

Además, se administrarán 125.155 pinchazos de Janssen. La mayoría de dosis (124.790) se han reservado para volver a dar una oportunidad de vacunación a las personas de 59 a 40 que no fueron vacunadas en su día por diferentes motivos o que no fueron citadas porque no tenían actualizados los datos de contacto, por ejemplo. Es el tercer rescate que se hace a esta franja de edad.

Durante esta semana también está previsto completar la pauta de vacunación de menores de 60 años que recibieron la primera dosis de AstraZeneca, así como volver a citar a personas que no pudieron ser vacunadas cuando les tocaba y su cohorte ya está cerrada.

Asimismo, habrá dosis para quienes tenían el virus activo y debían esperar 6 meses y para refuerzos sanitarios de verano.

Compartir el artículo

stats