Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salvador Illa: "Cataluña quiere entenderse con la C. Valenciana, pese al Govern"

Illa, líder de la oposición catalana, da su apoyo a Puig sobre la reforma de la financiación autonómica y lamenta que Aragonés «arrastre los pies» y se aparte de las mesas multilaterales

Salvador Illa, ayer, en  una calle del centro de València

Salvador Illa, ayer, en una calle del centro de València

En la solapa, un escudo de la Generalitat catalana y en la corbata, el color sangre de su partido. A un metro de distancia, Salvador Illa no suena a alguien desconocido después de meses de comparecencias casi diarias para dar cuenta de la pandemia. Eso fue antes, en su anterior ocupación como ministro de Sanidad, que no se arrepiente de haber dejado, afirma. Hoy está en València en su faceta actual de jefe de la oposición en Cataluña, tras ser el candidato más votado en las últimas elecciones. Viene con un papel cuasi presidencial, aunque no lo sea: para demostrar a empresarios y a la sociedad valenciana que hay otra Cataluña, él dice que más real, diferente a la soberanista que se ha aupado a todas las portadas desde 2017, y para intentar recomponer puentes rotos.

Al final, reflexiona el líder del PSC con cierta dosis de optimismo, «un gobierno acaba siendo el reflejo de su sociedad». «Cataluña y la sociedad catalana se están moviendo. Es verdad que [Pere] Aragonès arrastra los pies, que todavía es un president que representa a media Cataluña, se encierra en sus monólogos y no dialoga con el 50 % que no pensamos cómo él, pero todo eso va a acabar modificándose, porque la sociedad catalana sí quiere un entendimiento con la sociedad valenciana y con España, en general», afirma.

"La España federal es necesaria y para ello hay que fortalecer la relación de Cataluña con la C. Valenciana"

decoration

Illa lamenta la actitud «pasiva, casi inmóvil del Govern» al renunciar, de momento, a participar en la conferencia de presidentes y en otros mecanismos multilaterales como la comisión de política fiscal y financiera. Esa postura ha generado cierto desencanto en el Gobierno valenciano, que se aprestó a descongelar unas relaciones con el vecino del norte que estaban bloqueadas desde el estallido del procés.

El exministro cree que hay mucho de retórica en esa actitud del actual president, porque «Quim Torra no se perdió ninguna conferencia durante la pandemia». «En el mundo pospandemia las instituciones multilaterales son imprescindibles», sentencia en diálogo con este diario.

Illa, durante la entrevista F. Bustamante

Son las 9.15 de la mañana, Illa se presenta a pecho descubierto (sin papeles sobre la mesa de la cafetería) antes de entrevistarse con Ximo Puig y de celebrar un acto con la asociación empresarial AVE. «Vengo a expresarles mi respeto por el trabajo hecho para las infraestructuras comunes y a manifestar que se ha abierto un nuevo tiempo político en Cataluña lleno de oportunidades».

Con Puig no podía faltar la financiación autonómica: estrechar vínculos al respecto. Su mensaje suena en la onda del del mandatario valenciano. «Es obvio que hay que reformar el modelo, pero es justo reconocer el esfuerzo del Gobierno con aportaciones a fondo perdido sin precedentes», dice. El concepto clave, en su opinión es el de «lealtad», que significa que «el debate esté basado en datos objetivos y huya de la defensa de privilegios de los territorios. La C. Valenciana ha hecho un esfuerzo en la dirección correcta. Me gustaría la implicación activa de Cataluña. Vamos a intentar que sea así».

"Sigo creyendo en la justicia española sin fisuras, a pesar de algunas de las últimas resoluciones"

decoration

Su versión de la Commonwealth

Illa traduce la Commonwealth mediterránea que Puig lanzó en Barcelona hace unos meses en «una idea de España plural y diversa, que no sea una camisa de fuerza para distintos territorios». Lo tiene claro: «La España federal es un proyecto necesario». Y para ese objetivo, «es necesario fortalecer las relaciones entre Cataluña y la C. Valenciana», sentencia. Se trata de lograr «unas estructuras de funcionamiento equitativas y acabar con los paraísos fiscales interiores», en referencia a Madrid. Para ese calificativo cita los informes de la OCDE.

Puede sorprender, pero tras la última resolución sobre el estado de alarma, Illa dice: «Sigo creyendo en la justicia española sin ninguna fisura». «Me hubieran gustado algunos fallos en otra dirección, pero hay que respetar. España tiene un poder judicial con prestigio y potente». Otra cosa es que el PP bloquee la renovación de órganos, precisa.

Puig trabaja en un encuentro con el presidente catalán en otoño

El ‘president’ de la Generalitat, Ximo Puig, reveló ayer que ha mantenido «alguna conversación telefónica» con el president del Govern catalán, Pere Aragonès, sobre una posible reunión entre ambos en «septiembre u octubre». Es lo que dijo Puig antes del almuerzo de trabajo de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) con el líder del PSC, Salvador Illa. Puig remarcó su intención de «normalizar relaciones» con Cataluña, a pesar de las manifestaciones de Aragonés exigiendo un trato bilateral con España. El encuentro sería así similar en el tiempo al que mantendrá con el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno (PP). «No es razonable» no tener relación, dijo Puig, que defendió los intereses comunes como la financiación y el corredor mediterráneo. 

Compartir el artículo

stats