Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

València y Alicante son las zonas con más problemas de banda ancha en España

Los expertos relacionan estos datos con la infrafinanciación y la situación geográfica del territorio

Una imagen de Bolbaite, situado en la comarca del Canal del Navarrés, en València. | PERALES IBORRA

Una imagen de Bolbaite, situado en la comarca del Canal del Navarrés, en València. | PERALES IBORRA

València y Alicante son los territorios con peor cobertura de banda ancha en todo el país. Esta es la conclusión que se extrae de los datos publicados por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital hace unos días. El documento divide el ranking por provincias en dos categorías: la de conexión en unidades inmobiliarias (viviendas, negocios y oficinas) y la que hace referencia a las zonas blancas (que no disponen de cobertura de redes de banda ancha de nueva generación ni tampoco de previsiones para su dotación por algún operador en el plazo de tres años), y las grises (las que solo disponen de cobertura de este tipo o previsión de instalación en tres años por un único operador).

València es la provincia que más zonas blancas y grises tiene con 18.471, seguida de Alicante con 17.974 y Asturias con 15.251. Esto se manifiesta, sobre todo, en pueblos dispersos y del interior. Castelló, por su parte, registra 8.244 espacios sin conexión o conexión muy deficitaria, algo ligado también al menor número de habitantes.

En cuanto a los hogares y negocios offline, València lidera también esta lista de la desconexión con 82.496 unidades con servicio deficiente o sin él, solo detrás de León, la provincia con más hogares desconectados. Alicante, por su parte, cuenta con 65.708 zonas de cobertura limitada o inexistente y Castelló suma 33.704 unidades inmobiliarias con poca o nula cobertura. En el otro lado de la moneda, están los territorios con mejor conexión: Álava (2.650 unidades en zonas blancas o grises), Vizcaya (8.324), Segovia (8.535), Navarra (9.298), Guipúzcoa (11.138) o Albacete (11.154).

De las 258.146 zonas blancas y grises detectadas por el Gobierno en España, la mayoría podrán optar a las ayudas estatales Unico-Banda Ancha, en las que el gobierno invertirá 250 millones. En la Comunitat, 181.908 hogares (65.708 en Alicante, 82.496 en València y 33.704 en Castelló) serán elegibles para solicitar este apoyo.

¿Por qué la Comunitat, siendo la cuarta más poblada de España es la que cuenta con peor cobertura de banda ancha? Para José Francisco Montserrat del Río, Catedrático de la Universitat Politècnica de València (UPV) e Ingeniero de Telecomunicaciones, la explicación no es fácil de deducir, pero podría resumirse en «razones de viabilidad económica».

La Comunitat Valenciana es un caso «peculiar», apunta el también Vicerrector de Internacional. «La parte litoral, donde se concentra la población, es también una zona pobre, con montañas pero también con grandes planicies y hacer llegar la fibra no es económicamente viable».

Cinco años sin inversiones

A las empresas que tienen que invertir no le salen las cuentas y el servicio se da «a través de financiación pública», razona el ingeniero de telecomunicaciones. «Pero la Comunitat está infra financiada y hace mucho que no se invierte aquí, llevamos cinco años con los mismos porcentajes de falta de cobertura de banda ancha», revela. El 12 % de la población valenciana no cuenta con cobertura de este tipo y «el Estado no mueve ficha». La Generalitat «hizo un informe pero el dinero no llegó».

Comenta Montserrat que Castelló está mejor porque el territorio es más plano (a excepción de la zona de Morella), pero que València y, sobre todo Alicante, tiene municipios dispersos que hacen que su cobertura no sea rentable. «El Estado podría financiar las actuaciones pero hay un mal reparto. Sobre todo para la Comunitat. Hace mucho tiempo que no se invierte en este territorio».

Compartir el artículo

stats