El 2014 UN271 fue descubierta hace unos años y se trata de una roca espacial demasiado grande para ser considerada un cometa, y bastante pequeña para ser un planeta. Desde la plataforma de Meteored, escribí hace un par de semanas esta noticia que resulta ser un gran descubrimiento para el mundo de la astronomía. La órbita de este megacometa es de unos 600.000 años y, aunque a escala humana todavía nos quede algo lejos, en 20 años se producirá el perihelio. El objeto rocoso fue avistado por primera vez en 2014, más allá del cinturón de Kuiper, en el Sistema Solar Exterior. El descubrimiento fue durante la campaña de observación DES que finalizó en el 2019. DES (Dark Energy Camera) es un estudio centrado en el análisis de la energía oscura que usa el telescopio de 4 metros, situado en el Observatorio InterAmericano de Cerro Tololo en los Andes chilenos. Tras finalizar la campaña, los astrónomos que la avistaron por primera vez, vieron que este gigantesco objeto espacial cuenta con un diámetro que oscila entre los 100 y 300 kilómetros, y que pasará por su punto más cercano al Sol a principios del año 2031. Estudiar un objeto de hielo, roca y de estas características es una oportunidad única para conseguir una valiosa información que nos puede ayudar a entender mejor el proceso de formación del Sistema Solar. Aunque por el momento no hay ninguna misión en fase de desarrollo, para poder estudiarlo más, es necesario que alguna agencia espacial de un paso adelante y proporcione un lanzador muy potente con una sonda de pequeñas dimensiones. Con nuestras capacidades tecnológicas, esta sonda podría estar sobrevolando 2014 UN271 en el 2033, dos años después del perihelio. Si se tiene en cuenta que el meteorito que acabó con los dinosaurios medía 10 kilómetros de diámetro, el 2014 UN271 sería capaz de eliminar nuestra civilización, y también podría esterilizar la Tierra por completo. Afortunadamente, se trata de ciencia-ficción, y por ahora no hay motivos para preocuparse, aunque tendremos que estar bastante atentos, por si acaso.