Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El expresidente Camps deja el Jurídic Consultiu para dedicarse a la abogacía

Su mandato en el CJC acababa en 2026

Camps, en un acto del grupo Foro Populares. | EDUARDO RIPOLL

Camps, en un acto del grupo Foro Populares. | EDUARDO RIPOLL

Cuando se cumplen diez años desde que Francisco Camps dimitió como presidente de la Generalitat al tener que sentarse en el banquillo de los acusados por la causa de los trajes, el ex jefe del Consell ha decidido dar un nuevo giro en su vida y en breve dejará su cargo en el Consell Jurídic Consultiu (CJC), institución de la que era consejero nato al acogerse al estatuto de ex presidentes.

La decisión fue expresada ayer por la mañana por el propio Camps durante una entrevista en el programa EsValencia de EsRadio y confirmada después por este diario. Según explicó, se marcha de la institución para dedicarse a la abogacía después de haber recibido una oferta del despacho del abogado Pablo Delgado, que ha llevado su defensa en varios de los casos judiciales en los que se ha visto envuelto estos años. El trabajo en el Jurídic Consultiu requiere dedicación exclusiva y es incompatible con el ejercicio del Derecho en el ámbito privado.

Según las distintas piezas judiciales en las que ha estado implicado han ido archivándose, Camps ha intentado retomar su actividad política. Desde hace tiempo se postula abiertamente para ser candidato a la alcaldía de València, a pesar de no contar con el beneplácito de la dirección nacional del PP ni del nuevo presidente Carlos Mazón, cuya apuesta es María José Català. Tal como en su día informó este diario, su implicación en asuntos de partido generaba un conflicto en el CJC, una institución donde la neutralidad e imparcialidad es clave.

Desde hace años, los grupos de izquierda, sobre todo Unides Podem, tratan de revocar su puesto en el CJC al entender que su implicación en casos de corrupción, era incompatible con su cargo. Camps no cedió a la presión. Se va ahora cuando todavía le quedaban cinco años (hasta 2026) en la institución. Lo hace también después del fiasco de la candidatura alternativa a Mazón que él mismo protegió en la persona del alcalde de Ayora, José Vicente Anaya, y que apenas recabó apoyos en el cap i casal.

Compartir el artículo

stats