Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La incidencia roza los 500 puntos tras más de 2.000 nuevos contagios

Sin ningún nuevo fallecimiento en 24 horas

Colas para realizarse una PCR en València.  | MA MONTESINOS

Colas para realizarse una PCR en València. | MA MONTESINOS

La Comunitat Valenciana rozó ayer la cifra redonda de los 500 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Sería situarse en el doble del considerado umbral de «riesgo extremo» y alcanzar un dato que no se ve en las gráficas valencianas desde el 15 de febrero, en el tobogán de la tercera ola. Los 495 puntos de incidencia de los que informó ayer el Ministerio de Sanidad son un balón al poste que, posiblemente, acabe entrando en los próximos días al seguir con una tendencia alcista, aunque a un ritmo menor.

No obstante, el informe del ministerio guarda una ligera buena noticia, leve, menuda, casi insignificante, pero que podría suponer un cambio de tendencia en la curva epidemiológica y que dejara de mirar hacia arriba y volteara su vista hacia el suelo. La incidencia acumulada a 7 días bajó de 253 casos por 100.000 habitantes a 250 entre el lunes y ayer. El descenso es nimio, pero es un giro en la dinámica por primera vez desde que los casos globales comenzasen a sumar unidades.

Ese pequeño giro en la tendencia se dio tras una actualización de la Conselleria de Sanidad marcada absolutamente por el fin de semana y que desdibuja las posibles buenas noticias que dejan los datos en bruto. Así, los 2.112 nuevos contagios notificados son mil menos que los 3.185 de los que se informaron el lunes, no obstante, ese día se contabilizan los casos de sábado y domingo.

Asimismo, los martes son días de infradiagnóstico (o infracomunicación) respecto al resto de días de la semana, como un pequeño valle en la notificación de positivos. En este sentido, si se compara con el mismo día de la semana pasada, los contagios de ayer son 600 más de los que hubo el martes pasado, lo que significa un incremento del 36 % en siete días. La buena noticia es que la semana anterior el aumento fue del 55 %.

Algo parecido ocurre en los hospitales. Las 517 personas que informó la Conselleria de Sanidad que se encontraban hospitalizadas son 10 menos que las que había 24 horas antes. Sin embargo, hay que tener en cuenta que en la actualización de los martes se cuentan las altas que no se han podido dar el fin de semana. Así, comparado con la semana pasada, hay 150 personas más ingresadas, un incremento del 40 %.

Lejos de efectos del fin de semana, las Unidades de Cuidados Intensivos continuaron ayer su escalada. Ya son 69 las personas que requieren este tipo de atención destinada a pacientes más graves, tres más que el lunes y 21 más que el mismo día de la semana pasada.

La situación hospitalaria se nota especialmente en las instalaciones sanitarias de la provincia de Valencia donde se concentran tres de cada cuatro personas ingresadas en planta y ocho de cada diez en UCI. Esto lleva a que algunos hospitales como el Peset, estudien cerrar algunos quirófanos para dejar la actividad quirúrgica solo para Urgencias y Oncología, según informaron desde CCOO.

La buena noticia es que no se registró ningún nuevo fallecimiento en las últimas 24 horas.

Compartir el artículo

stats