Si la Comunitat Valenciana superó la barrera del riesgo extremo hace dos semanas, ayer duplicó este umbral. La incidencia subió otros 20 puntos y se alzó hasta los 518 casos por 100.000 habitantes. El incremento también se da en la incidencia a siete días (sube 7 puntos) después de una primera bajada el martes.

Lo hizo después de que la Conselleria de Sanidad informase de 3.015 contagios más, 900 más que los registrados el día anterior (los martes siempre hay infracomunicación) y un millar más que la semana anterior, lo que muestra la tendencia al alza de las infecciones.

De estos 3.015 nuevos contagios notificados ayer, la mayoría volvieron a registrarse en la provincia de Valencia (1.834), aunque en un porcentaje menor (del 64 %) respecto al que había semanas atrás cuando este área geográfica representaba ocho de cada diez nuevos casos de la covid.

Junto al aumento de los positivos también han crecido las hospitalizaciones. Así, son 525 las personas que están actualmente ingresadas en estas instalaciones sanitarias con una infección positiva de covid-19, ocho más que las que había el martes. Asimismo, también crecen las Unidades de Cuidados Intensivos y ya son 72 las personas que requieren este tipo de ingresos.

La peor noticia sin duda es que hay que lamentar otras dos personas fallecidas por coronavirus con fecha de deceso de los últimos siete días. En total, son 7.473 las personas que han perdido la vida en año y medio.