Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Marina Baixa y Ademuz, las que más inmigrantes perdieron en el primer año de pandemia

Las tres grandes ciudades de la C. Valenciana lideran la llegada de nuevos residentes

Ademuz

Ademuz

Dos comarcas de la Comunitat Valenciana, el Rincón de Ademuz y la Marina Baixa, presentaron un saldo migratorio negativo en 2020, es decir se fueron más personas de las que se establecieron. En el resto de comarcas la diferencia entre inmigraciones e emigraciones fue positiva, y 17 de ellas obtuvieron un balance superior a las 1.000 personas, según los últimos datos actualizados por el Portal Estadístic de la Generalitat.

Como ya explicó este periódico, el saldo migratorio en la Comunitat Valenciana descendió un 37,8 por ciento respecto a 2019, una reducción provocada por la pandemia, y las consiguientes restricciones de movilidad y caída del empleo aparejadas a la crisis sanitaria. Fue la tercera autonomía más beneficiada por los movimientos migratorios durante el año pasado al ganar un total de 44.205 nuevos vecinos, el 86,5 por ciento de los cuales (38.243) fueron ciudadanos extranjeros mientras que tan solo 5.962 fueron españoles.

Llegas y éxodos

Los municipios con mayor saldo migratorio durante el año 2020 fueron las grandes ciudades, es decir, València (2.001), Alicante (1.805), y Elx (1.778), mientras que sorprende que Benidorm (-1.939), Formentera del Segura (-968) y Castelló de la Plana (-800) encabezaran la lista de municipios donde se marcharon muchas más personas de las que se empadronaron.

Hay que reseñar que entre los 10 municipios con mayor saldo migratorio negativo, seis están en la provincia de Alicante, de los que tres son de la Marina Baixa y dos de la Vega Baja. El regreso de la población extranjera a sus países de origen durante la pandemia está detrás de estas considerables pérdidas de población. Llama la atención el caso de Benidorm con casi dos mil personas menos, mientras que en Formentera del Segura fueron casi mil, es decir, casi una cuarta parte de sus habitantes actuales, un auténtico éxodo para esta pequeña localidad alicantina.

Si nos fijamos en el dato de las inmigraciones procedentes de otras comunidades autónomas, que fueron un total de 48.282 personas, corresponden en su mayoría a población de nacionalidad española (63,25%), principalmente de Madrid (10.789) y Catalunya (8.596).

En cuanto a la inmigración procedente del extranjero (73.729 personas) experimentó una disminución respecto al año anterior del 35,36% según el Portal Estadístic. Las tres comarcas que recibieron más inmigración procedente del extranjero fueron València (13.301), la Vega Baja (12.144) y l’Alacantí (7.269). La inmigración procedente del extranjero recibida por estas comarcas representa el 44,37% del total en la Comunitat Valenciana.

Regreso al país de origen

Respecto a los datos de emigración, en el año 2020 las personas que vivían en la Comunitat Valenciana y que tuvieron que marcharse eligieron como principales destinos Catalunya (6.410), Madrid (6.123) y, principalmente, el extranjero (39.257). Las emigraciones con destino a otras comunidades autónomas (38.549) corresponden en su mayoría a población española (64,35%).

Las emigraciones con destino al extranjero (39.257) se redujeron un 19 % respecto al año 2019 (48.519), y se corresponden en un 86,24% a población con nacionalidad no española. Estas cifras incluyen las bajas por caducidad (7.556 personas que no renovaron sus papeles de residencia) que se producen como consecuencia de la Ley orgánica 14/2003, de extranjería. En la Comunitat Valenciana las bajas por caducidad han representado el 19,25% del total de las emigraciones que tienen su destino en el extranjero.

Dentro de estas emigraciones con destino al extranjero las correspondientes a población con nacionalidad española (5.402) han experimentado un decremento del 35,44% respecto a las 8.368 emigraciones de este tipo producidas en el año 2019.

Compartir el artículo

stats