Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La deriva ultra de Ciudadanos

El alcoyano proclama: «Solo nos queda gritar más libertad y menos Botànic»

Llopis, en un Pleno sobre la reconstrucción poscovid. | CORTS

Llopis, en un Pleno sobre la reconstrucción poscovid. | CORTS

Fernando Llopis es uno de los diputados que se mantiene en el barco del grupo Ciudadanos de las Corts para defender con todas las palabras el empaque liberal de su ideario. Sin embargo, el jueves pasado en el pleno, durante el debate sobre las nuevas medidas propuestas por el Consell para frenar el virus, su discurso tuvo pinceladas que recordaban a las que practican otros partidos, teóricamente a la derecha de Ciudadanos. Así, Llopis proclamó que ante la «represión» que a su juicio está practicando el Consell, «solo nos queda gritar más libertad y menos Botànic».

Comenzó fuerte su intervención, lo que dejó perplejos a los diputados de la izquierda y provocó alguna queja. «Las medidas de represión contra los ciudadanos suelen utilizarse cuando no se ha gestionado correctamente. Por ejemplo, el dictador cubano Díaz-Canel sacó a sus paramilitares a la calle para apalear a los cubanos que protestaban por falta de pan y libertad», relató Llopis en referencia a las recientes protestas contra el régimen castrista. Pero lo sorprendente es que acto seguido llegó a compararlo con el Botànic, aunque matizó que están «en otro nivel». Estas fueron sus palabras exactas: «En otro nivel se encuentran estas medidas que socialistas y Compromís traen a estas Corts, pero no dejan de demostrar el fracaso de su política sanitaria de contención y control del virus; en cualquier caso confío en que no saquen paramilitares como hacen los comunistas cubanos para controlar a los jóvenes valencianos, que son los que el gobierno del Botànic ha buscado como chivo expiatorio».

El alcoyano Llopis, que en su perfil de redes sociales se define como «ingeniero, liberal y del Atleti» mantuvo en todo su discurso la idea de que el Botànic reprime a la ciudadanía. «Ustedes en este decreto proponen ampliar las medidas de represión y control de los ciudadanos valencianos», aseguró. También echó mano de otras referencias de manual para la derecha: «Ni sacarlos restos de José Antonio del Valle de los Caídos para la pandemia, ni que repitan sus dogmas contra Madrid, contra la sanidad privada o la hostelería va a servir para algo». E insititó: «Hay alternativas más allá que reprimirlos, confinarlos y arruinarlos como quiere hacer el Botànic».

«¿Para qué tanto esfuerzo y sacrificio económico?», se preguntó Fernando Llopis, quien consideró que el gobierno de Ximo Puig «se carga la temporada con toques de queda, ley seca, criminalización de la hostelería y el ocio nocturno».

Su despedida estuvo a la altura del inicio de su discurso, con la palabra «libertad» en el cúspide de la intervención. «Les pedimos más sanitarios y menos represión, más vacunas y menos represión, más rastreadores y menos represión, más test y menos represión, más confianza en los valencianos y menos represión. Queremos seguridad pero también libertad. Al final solo nos queda gritar más libertad y menos Botànic», dijo entre aplausos de los diputados de la derecha.

Compartir el artículo

stats