Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oltra ignora las quejas y da por negociado el plan contra la violencia sexual

La vicepresidenta «informa» al Consell de la estrategia y descarta otra reunión para recuperar la unidad del pacto contra el machismo

Oltra, ayer, presenta la Estrategia contra la Violencia Sexual. | GVA

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, vino ayer a descartar una nueva convocatoria del pacto valenciano contra la violencia de género para recuperar el consenso roto a cuenta de la estrategia valenciana contra la violencia sexual. Un plan con medidas de todo tipo que Oltra llevó ayer al pleno del Consell, a pesar de que las entidades de mujeres, así como todos los partidos políticos, le han reclamado negociar el documento.

Oltra, preguntada al respecto en la rueda de prensa, ignoró estas peticiones y dio por negociado el plan. La vicepresidenta se refirió así a la reunión del pacto valenciano contra el machismo del pasado miércoles, en la que no partiparon ni partidos ni sindicatos, y en la que Oltra presentó el documento a pesar de que existían divergencias sobre su contenido que no habían resuelto en reuniones anteriores.

«No vienen a las reuniones»

Oltra, sin embargo, dio por buena esa reunión preparatoria y mantuvo que telemáticamente participaron representantes de 54 entidades de las 65 que componen el pacto. «¿Si no vienen a las reuniones, cómo vamos a conseguir el consenso? (...) No tengo una güija para crear el consenso», añadió en relación a las críticas de la oposición, que la ha acusado de sectaria. Oltra indicó que interpretó esas ausencias como un acuerdo: «Quien calla, otorga».

En realidad, la causística de esta convocatoria fue variada. Algunos partidos (caso del PP) no recibieron la citación y otros, como el PSPV, la localizaron posteriormente ya que la convocatoria había llegado al grupo parlamentario y no a la persona encargada. Otras entidades, como los sindicatos, no participaron al entender que con una antelación de 48 horas no tenían tiempo de estudiar un documento tan complejo. De hecho, las entidades de mujeres y la universidad, que sí se conectaron, pidieron varias veces que la reunión se aplazara, ya que el documento no estaba consensuado pese a que había sido el compromiso de Igualdad.

La conclusión es que este asunto ha generado mucho malestar interno. El documento no fue votado y la conselleria competente se limitó, tal y como se hace con otras estrategias, a informar al resto, por lo que la fórmula es que «el Consell ha sido informado». Fue la expresión que usó Oltra en rueda de prensa, pero en el resumen de su comparecencia se informaba de que le Consell había «ratificado» el documento. El debate no es solo semántico ya que hay conselleries, como la de Justicia, que discrepan del documento, tal y como quedó patente en la reunión del miércoles.

Tal es el ambiente, que la discusión se trasladó a las redes sociales. La secretaria de Igualdad del PSPV, Rosa Peris, hizo un tuit del siguiente cariz: «el gobierno de la Generalitat no ha ratificado la estrategia contra las agresiones sexuales, ni es fruto del acuerdo y el consenso, no se deben retorcer las palabras para que parezca lo que no es». El jefe de Gabinete de Oltra, Miquel Real, le contestó airado que las deliberaciones del Consell son secretas y que la diputada no es miembro. Y añadía «Es difícil hablar de acuerdo o consenso cuando tu partido no asistió al pacto valenciano sobre violencia de género».

Compartir el artículo

stats