Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El año pandémico agravó las cuentas de Labora, del ente de Trasportes y el Cartográfico

La Agencia Valenciana de Emergencias y el organismo tributario mejoraron su resultado en la cuenta económica patrimonial

El año 2020, en el que la pandemia por coronavirus hizo su aparición para poner al mundo del revés, tuvo también consecuencias para las cuentas de los organismos públicos de la Generalitat. De hecho, tres de estos entes públicos empeoraron de forma notable su resultado económico patrimonial con respecto al ejercicio anterior, hasta en el punto de incurrir en pérdidas. Eso es lo que le ocurrió a la Autoridad del Transporte Metropolitano, dependiente de la Conselleria de Territorio, un ente encargado de ejercer las competencias en materia de transporte público regular de viajeros de la Generalitat y las de los municipios del área metropolitana.

La cuenta general relativa al ejercicio de 2020 y cuyo detalle ha sido hecho público recientemente por la Conselleria de Hacienda, muestra que el organismo cerró el año con un resultado negativo (pérdidas) de 8,9 millones de euros. Unos datos que evidencian que su situación económica se agravó en comparación con el año anterior, el de 2019, cuando cerró sus cuentas con ahorros por valor de 5,4 millones de euros.

También acabó en números rojos el Instituto Valenciano Cartográfico. La información contable apunta a un empeoramiento de su situación ya que los 1,4 millones de euros en positivo del año 2019 se convirtieron en el año pandémico en 723.907 euros negativos.

También vio mermada su situación económica Labora, el organismo público dependiente de la Conselleria de Economía para la búsqueda de empleo. Este organismo presentó en 2019 un balance positivo, con unos ahorros de 68,9 millones de euros. Sin embargo, al año siguiente este beneficio se redujo y terminó en 12,8 millones de euros.

La cuenta del resultado económico patrimonial, que refleja los ingresos y gastos económicos y su resultado, mejoró, sin embargo, para los otros organismos públicos incluidos en la cuenta general publicada por la Generalitat. Llama la atención el resultado de la Agencia Tributaria Valenciana que obtuvo unos beneficios de 223.648 euros en 2019, que se incrementaron hasta los 1, 9 millones. Este cambio es consecuencia de un incremento de los ingresos obtenidos ese año. Por su parte, el resultado del ejercicio del Instituto Valenciano de Seguridad y Salud en el Trabajo no sufrió variación de un año para otro. De hecho, en ambos ejercicios se presentaron pérdidas por valor de 1, 3 millones de euros.

Por último, el refuerzo de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta ante las Emergencias tuvo como resultado una mejoría notable a efectos contables del resultado de su cuenta económica patrimonial. Así, en 2020 tuvo ahorros por valor de 57,3 millones frene a los 6,8 millones del año anterior.

Compartir el artículo

stats