La Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ampliará con 660 nuevas plazas en régimen de concierto social la red de centros de personas mayores en situación de dependencia, que se suman a las 2.087 plazas concertadas durante el pasado año.

Estas nuevas 660 nuevas plazas contarán con un presupuesto de 3.850.922 euros, y además de mejorar la cantidad también «permitirán mejorar la calidad de la atención que reciben las personas residentes, tras el aprendizaje adquirido durante la pandemia».

En total, 2.747 personas usuarias se benefician de la modalidad de acción social concertada, explicaron ayer los responsables de la Conselleria de Igualdad. Este nuevo sistema, que ha sustituido el antiguo sistema de subvención, «permite dar un mejor servicio a las personas que acuden a estos centros, además de dar una mayor estabilidad financiera al sector y que también repercute en las condiciones de los trabajadores».

Desde la conselleria han explicado que el concierto de plazas se establecerá con las entidades que gestionan tanto centros residenciales como centros de atención diurna destinados a las personas mayores en situación de dependencia y que mientras se ampliará con 211 plazas la oferta en los centros de día, serán 449 las plazas de los centros de atención residencial que se incrementen.

La provincia de Alicante tendrá 241 nuevas plazas, con 85 en centros de día y 156 plazas en centros residenciales; Castellón dispondrá de 11 nuevas plazas de día y 70 de atención residencial y a Valencia le corresponden 115 plazas en centros de día y 223 en centros residenciales. Con este incremento de plazas de acción concertada respecto al pasado año, la oferta a través de esta modalidad es de 2.747 plazas para personas mayores, 1.946 en centros residenciales y 801 en centros de día, con un presupuesto previsto de 42,6 millones de euros.