Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El personal sanitario, docente y de administración crece un 9%

El personal de administración apenas varía pese a las quejas por la atención no presencial

Sanitarios y usurarios en elvacunódromo de Cacsa. M.A.M.

Sanitarios y usurarios en elvacunódromo de Cacsa. M.A.M.

La pandemia del coronavirus ha dejado al descubierto las graves carencias de personal para atender a la población sobre todo sanitario (tanto médicos como en enfermería) pero también de docentes y en la propia administración pública donde la brecha digital ha impedido a muchas personas acceder a los servicios y realizar trámites. Una falta de personal que el actual gobierno del Botànic promete que va a resolver.

El anunciado y esperado refuerzo de personal tiene un primer reflejo en la plantilla del Consell al cierre de 2020. Así al menos lo deja ver el informe de intervención de la cuenta general de la Administración del Consell hecho público por la Conselleria de Hacienda, según el cual sistema sanitario valenciano a 31 de diciembre de 2020 contaba con 67.170 médicos, personal de enfermería, celadores y telefonistas. Una cifra que supone un incremento del 15% en relación al anterior ejercicio (2019), donde la plantilla sanitaria (que incluye funcionarios de carrera, personal eventual y en formación) la formaban 58.50o personas.

Se trata de 8.700 sanitarios más, sin embargo, la situación de los hospitales y centros de salud con la quinta ola haciendo estragos deja ver que la ampliación de la plantilla es aún insuficiente,lo que no ha evitado el despido de 3.000 de los 9.000 sanitarios contratados de manera extraordinaria por la Conselleria de Sanidad para hacer frente a la crisis de la covid-19.

La pandemia y las limitaciones a la atención presencial ha puesto en evidencia, según advirtió el pasado mes de abril el Síndic de Greuges en el Informe Anual de 2020, las «graves limitaciones de las administraciones para ser eficaces, cuando más las necesita la ciudadanía». Corregir el problema depende en gran medida de un refuerzo de personal que al menos en la plantilla de los servicios de administración de la Generalitat no ha tenido reflejo ya que el año pasado se cerró con 17.562 trabajadores en plantilla, un aumento del 1,2%, esto es unos 200 funcionarios más en relación a 2019.

Las plantillas de docentes, otro de los colectivos que más ha sufrido las limitaciones de la pandemia y donde también se ha tenido que echar manos de los refuerzos para poder atender a todo el alumnado en condiciones de seguridad se deja ver en los datos oficiales de las plantillas un leve incremento del 6,2%. El número de docentes pasó de 60.700 en 2019 a 64.497 a finales del año pasado.

Un porcentaje algo menor se ha registrado en la administración de justicia valenciana donde la plantilla ha pasado de 5.209 personas en 2019 a 5.507 el año pasado, lo que supone un incremento del 5,7%.

En general, los sectores clave de la administración para frente a la pandemia incrementaron en 2020 en 13.600 trabajadores sus plantillas (9,6%). El mayor incremento (15%) se ha dado en sanitarios, seguido de la de docentes (6,2%), personal de justicia (5,7%) y por último, el personal de los edificios administrativos que ha subido apenas un 1,2%, pese a las quejas reiteradas por las limitaciones a la atención presencial y la deficiente atención de la administración electrónica.

Compartir el artículo

stats