Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los regantes exigen la inversión de cien millones en la modernización del Júcar

Piden por carta una reunión con la ministra Ribera para incluir el Convenio de Alarcón en el plan hidrológico

El embalse de Alarcón, el más caudaloso de la C. Valenciana, en una imagen de archivo.	 | LEVANTE-EMV

El embalse de Alarcón, el más caudaloso de la C. Valenciana, en una imagen de archivo. | LEVANTE-EMV

La Unidad Sindical de Usuarios del Júcar enviaron ayer una misiva a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, donde le insta a incluir el Convenio de Alarcón dentro del borrador del Plan Hidrológico del Júcar, hoy en fase de exposición pública y motivo de debate al haber excluido este documento que regula la explotación de las aguas del embalse de Alarcón por parte de los regantes y usuarios del mismo.

En la misiva, solicitan una reunión urgente con Ribera para abordar la importancia de que el convenio quede recogido en el plan, tal como ha aparecido hasta ahora en los sucesivos planes hidrológicos del Júcar que, si bien no lo recogían enteramente, sí se mencionaba.

En la carta la USUJ recuerda a la ministra que el convenio, las resoluciones de la Confederación Hidrográfica del Júcar para su aplicación y la doctrina del Tribunal Supremo que lo ha aplicado todos estos años «nos han llevado a una seguridad jurídica y de paz en el Júcar evitando los conflictos territoriales por el agua», señalan.

Además, recuerdan que todas las organizaciones se han beneficiado de este convenio: el ministerio, a quien se le cedió la gestión -que no la propiedad- en 2001 sin necesidad de expropiarlo, los usuarios, que mantienen sus derechos y garantías sobre el agua de forma prioritaria y el resto de usuarios del Júcar.

En la misiva exigen al ministerio que acometa las obras de modernización, ya que aún quedan alrededor de 100 millones de euros para terminar la infraestructura y desconocen «por qué no se han incluido en el Plan de Recuperación y Resiliencia».

Periodo de alegaciones

Ayer, al tiempo que la USUJ mostraba su malestar vía carta hacia el ministerio, la Consellera de Transición Ecológica, Mireia Mollà, volvió a ponerse de su lado y pidió a Teresa Ribera que atienda las alegaciones que el Consell ha hecho al borrador del Plan Hidrológico del Júcar para incluir este convenio porque «no se está pidiendo nada que no sea técnicamente viable y sostenible».

Además, Mollà recordó que en este tipo de negociaciones «hasta última hora todo el mundo esconde un poco sus cartas» y espera que el Gobierno «respete» al sector agrario.

Compartir el artículo

stats