Un rayo en un alcornoque pudo ser el origen del incendio forestal de Azuébar que ha calcinado al menos 500 hectáreas en la provincia de Castellón y que ya se ha convertido en el peor fuego del verano en la Comunitat Valenciana. Los vecinos desalojados ya pueden volver a sus domicilios, según ha informado Emergencias 112. Además, en las próximas horas podría ser estabilizado tras lograr perimetrar el fuego con 21 medios aéreos y más de 330 bomberos trabajando de forma constante.

Así ha sido la jornada de extinción

Jornada de mucho trabajo para los bomberos en el monte de Castelló en la madrugada del sábado al domingo. Los vecinos del municipio de Azuébar han sido evacuados pasadas las 03.00 horas de la madrugada de manera preventiva ante el avance de un incendio que se declaró a última hora de ayer, alrededor de las 20.00 horas, y ha obligado a movilizar a medio centenar de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME). En total, unos 336 efectivos trabajan en la extinción del fuego. Los ciudadanos de Azuébar han sido realojados en los salones multiusos de los municipios vecinos de Soneja y Sot de Ferrer.

En ese sentido, fuentes oficiales afirman que "las próximas dos horas son claves para frenar el avance de las llamas". Según ha informado la Diputación de Castelló, el fuego ya ha calcinado 500 hectáreas. Así también lo ha confirmado la consellera de Justicia, Graviela Bravo: "La causa del incendio puede haber sido una tormenta seca y afecta a los términos municipales de Azuébar, Almedíjar y Soneja, y parte de la Serra Espadán".

Según informa el 112, la evolución es "favorable" de los dos flancos del incendio porque "no queda frente de llama aunque hay mucho puntos calientes y sigue soplando el viento"

Se ha frenado el avance de las llamas gracias a la acción coordinada de efectivos aéreos y terrestres

Hasta el lugar se han movilizado ocho unidades de bomberos forestales de la Generalitat, seis dotaciones y cinco mandos técnicos del Consorcio Provincial de Castellón y una dotación de bomberos municipales.

La evolución del incendio también ha obligado a actuar a la Unidad Militar de Emergencias (UME), que ha enviado 19 vehículos y 53 militares para ayudar en las tareas de extinción. En este sentido, el Centro de Coordinación de Emergencias informa que ha puesto en marcha el protocolo César, que activa un canal de intercambio de información de forma directa e inmediata con la UME.

En las labores de extinción ya trabajan 21 medios aéreos: cinco de ellos de la Generalitat --tres aviones y dos helicópteros--, cinco del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación --dos aviones, dos foca y un helicóptero-- y dos helicópteros de la UME.

Según informa Emergencias de la Generalitat, varias unidades de bomberos de los diferentes servicios de emergencias se están posicionando en el perímetro del pueblo por si el fuego llegara a las casas.

Así son los trabajos de extinción en el incendio forestal de Azuébar

Las fuertes rachas de viento de poniente, los rayos caídos en la zona y las altas temperaturas que se han registrado en la zona durante toda la noche, que han superado los 40 grados, han complicado las tareas de extinción. No obstante, a primera hora de esta mañana los termómetros han comenzado a descender ligeramente.

Las hectáreas calcinadas de Azuébar, vistas desde el helicóptero BRIF

Al lugar se ha desplazado un amplio dispositivo de medios del Consorcio de Castellón, la diputación y la Generalitat, y se ha activado el Nivel 2 del plan especial de incendios.

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, a petición de la Comunitat Valenciana, ha solicitado al Ministerio de Defensa la activación de la UME para intervenir en el incendio.

La UME ha confirmado su intervención en el incendio y ha enviado 19 vehículos y 53 militares para ayudar en las tareas de extinción.

El Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat ha activado el protocolo César, que activa un canal de intercambio de información de forma directa e inmediata con la Unidad Militar de Emergencias. 

El secretario autonómico de Seguridad y Emergencias, José María Ángel, ha acudido al Puesto de Mando Avanzado para conocer la evolución del incendio forestal declarado la noche del sábado en el municipio de Azuébar, en el Alto Palancia, y que afecta a la Serra d'Espadà.

En el Puesto de Mando Avanzado (PMA), situado cerca de la piscina de Azuébar, se dirigen y coordinan las actuaciones de los diferentes servicios de emergencias durante todo el incendio.

Por su parte, el president de la Generalitat, Ximo Puig, ha mostrado su apoyo a los vecinos de Azuébar: "Ha sido una noche muy complicada. Confianza plena en los efectivos que trabajan en la extinción del incendio #IFAzuébar. Mucha fuerza y gracias", ha escrito en sus redes sociales". El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, también ha mostrado su solidaridad con los vecinos y vecinas desalojados: "Imagino su dolor y preocupación. E inmenso agradecimiento a las Brigadas, UME, Protección Civil y a todos los servicios de emergencias que luchan contra el fuego", ha manifestado.

Asimismo, se cierra el Puerto de Sagunto al tráfico marítimo para facilitar las maniobras de las aeronaves que trabajan en la extinción del incendio.

Así ha dormido las personas desalojadas por el incendio