Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los pacientes de covid persistente exigen que les reconozcan la baja laboral

Muchos de los contagiados en la primera oleada siguen con síntomas y ven vencer sus permisos médicos sin saber si podrán ser renovados

Un negacionista en la UCI

«No sé si me voy a curar, solo sé que tengo 34 años y que no sé si volveré a trabajar, ojalá pudiera, pero no lo sé». Es el testimonio de Sara Haro, una joven de Vinaròs que se contagió de covid en marzo de 2020, en la primera ola, y que todavía tiene síntomas como dolor de cabeza, niebla mental, presión en el pecho o vómitos. Actualmente está de baja laboral, pero es por «trastorno distémico» y tuvo que recurrir para que esta pudiera ser renovada.

Evitar estos problemas burocráticos es una de las reivindicaciones de la Plataforma Covid Persistente de la Comunitat Valenciana. «A la mayor parte que está de baja por seguir teniendo síntomas de covid meses después no le aparece en sus informes la palabra covid», defiende Sonia Serrano, una de las responsables en la coordinación de la entidad. Es decir, que ser reconocida como paciente de covid persistente y todos sus problemas tenga un apéndice dentro de la Seguridad Social para solicitar la baja si no se está en condiciones de regresar.

«Es uno de los problemas a los que se va a enfrentar mucha gente, ahora se cumplirán 18 meses de la primera ola, con enfermos que aún sufren los efectos y tienen que renovar esa baja y no saben si podrán renovarla; el problema es que por mucho que quieran trabajar, algunos no pueden», asegura Serrano.

Esta reivindicación recae, principalmente, sobre la Administración central donde podría regularse esta petición, aunque también tiene una dirección hacia los colegios médicos y la Conselleria de Sanidad que tienen la capacidad de informar a los profesionales encargados de realizar los diferentes diagnósticos. De hecho, durante la última cumbre de presidentes autonómicos, Ximo Puig pidió elaborar un plan estatal para tratar las consecuencias de la covid persistente, algo que aplaudieron desde el colectivo, aunque aseguraron quedarse «a cuadros» por no haber sido contactados.

La de las bajas no es, sin embargo, la única reivindicación desde esta plataforma de pacientes. La principal, insiste Serrano —quien pasó la covid también a mediados de marzo de 2020 y que ha acumulado más de un año de síntomas— es «hacer difusión del colectivo y de la enfermedad porque todavía hay mucha gente que está en casa sufriendo los síntomas o incluso profesionales que nos tienen que atender sin saber que esto pasa».

Este desconocimiento es la principal barrera a superar cuando se trata de personal sanitario. Para vencerlo, reclaman que se establezcan de manera generalizada unidades específicas para el tratamiento y seguimiento de esta enfermedad o, como mínimo, un protocolo común de atención como el que elaboró la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia y que este llegue a todos los profesionales. De momento, los tratamientos son variados y saltando de diferentes especialistas lo que conlleva, en muchos casos, acabar dependiendo de la privada «con los consiguientes costes económicos extra que toca asumir, si se puede».

Serrano pone de ejemplo sesiones de fisioterapia, neurólogos, neumólogos o hasta dermatóloga por caída del pelo. De hecho, en este sentido, le han reclamado a los ayuntamientos con los que se han reunido, como el de València, que además de la citada difusión, organicen actividades o talleres que puedan ayudar a mejorar los síntomas como aquellos vinculados con la fisioterapia y el ejercicio.

Buscarán reunirse con Sanidad y los profesionales

Desde la plataforma tienen ya perfilados los objetivos para septiembre. El principal es conseguir una reunión con la Conselleria de Sanidad. De momento, dicen haber mantenido «una reunión y nada más» con la secretaria autonómica de Salud Pública, Isaura Navarro. Ahora quieren que sus reivindicaciones tengan más efecto conforme hay más gente que sufra las consecuencias. Por ello también pedirán reuniones con los colegios profesionales para que lleguen sus problemas a quienes están en primera línea atendiendo.

Compartir el artículo

stats