El crucero MSC Grandiosa , que cubre la ruta Italia-España, ha atracado este viernes en el puerto de València con dos pasajeros a bordo que habían dado positivo por coronavirus y que, junto a sus contactos estrechos, habían permanecido asintomáticos y aislados en la nave.

Según ha informado la Delegación de Gobierno de la Comunitat Valenciana, a las 8.30 horas la naviera ha comunicado la situación de estos pasajeros, cuyo positivo se detectó durante los controles rutinarios que se realizan a bordo. El servicio de Sanidad Exterior de la Delegación del Gobierno ha activado el protocolo de seguridad y ha autorizado el atraque del buque y salida de los dos positivos, así como del resto de pasajeros, desembarcados en grupos burbuja y sin coincidir con los afectados para evitar la contaminación de espacios.

El protocolo del Ministerio de Sanidad que ha permitido retomar los cruceros internacionales establece que los pasajeros positivos y sus contactos estrechos deben abandonar el buque y los gastos correrán a cargo de la naviera a través de un seguro obligatorio con el que tienen que contar para abordar cualquier contingencia.

El desembarco y el seguimiento y evolución de dichas personas se realiza a través de esta aseguradora, por lo que la atención no implica ningún gasto público, ni para el Estado ni para la Generalitat, según las mismas fuentes.

mc/cbr