Aunque la cuarta ola de la pandemia de coronavirus no ha dejado los efectos devastadores de la gran ola de enero gracias al avance de la vacunación, sí ha tenido un impacto directo en las cifras de mortalidad, elevándolas por encima de lo que era esperable para un mes de agosto. Esta distorsión ha sido ya registrada por el sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo) del Centro Nacional de Epidemiología, que concluye que la Comunitat Valenciana está pasando por un nuevo periodo de exceso de muertes de un 17 %, unos 295 fallecimientos más de los que sería esperable, entre el 9 y el 24 de agosto.

Sería el sexto periodo de exceso de mortalidad por el que ha pasado la C. Valenciana desde marzo del año pasado. Este «exceso» se extrae de confrontar las muertes registradas a diario en casi 4.000 registros civiles de toda España con la mortalidad que se esperaba tras hacer una media de las observadas a diario en los últimos 10 años siempre teniendo en cuenta un intervalo de confianza.

El Centro Nacional de Epidemiología advierte de que el sistema registra las muertes «por todas las causas» como apunte para interpretar los datos correctamente pero, ciertamente en este caso, el periodo coincide claramente con los días en los que se han registrado más muertes covid tras la cuarta ola que acaba de superar la Comunitat Valenciana.

En años «normales», el sistema recoge las distorsiones de mortalidad que se producen por las olas de calor, por ejemplo, o por las epidemias estacionales de gripe y, de hecho, para hacer la media sobre la que comparar, el sistema ha obviado los datos de 2020 al estar contaminados por la pandemia.

Mayores de 74 años

Para los días de agosto señalados, la Conselleria de Sanidad había registrado 98 muertos covid, con días notificando 11, 12 y hasta 18 fallecidos, cifras no vistas desde finales de marzo. Entre esos casi 100 muertos de las dos semanas centrales de agosto, la gran mayoría tenían edades por encima de los 70 años. Es el perfil al que apunta el sistema de vigilancia nacional: el 64 % de estos fallecimientos «no esperados» en este mes de agosto tenían más de 74 años. Estas muerte suponen elevar la mortalidad en esta franja de edad un 20,8 %.

Además, habrían muerto más mujeres de las que era esperable ya que acumulan un exceso de mortalidad del 20,9 % frente al 11,6% de exceso entre los varones.

En el conjunto de España también se ha registrado este exceso de mortalidad aunque con una horquilla de fechas más amplia. Según el último informe, para toda España este sexto periodo de exceso de mortalidad se ciñe, por ahora, del 19 de julio al 24 de agosto y, en contra de lo sucedido aquí, el exceso de muertes se concentraría en hombres por encima de mujeres aunque sí en la misma franja de edad: por encima de los 74 años preferentemente.

Seis periodos en pandemia

Con este, que aún variará en fechas y en el porcentaje de exceso de muertes conforme se consoliden los datos, la Comunitat Valenciana ha registrado seis periodos de exceso de muertes en pandemia. El primero coincide claramente con los decesos que dejó la primera ola entre finales de marzo y finales de abril de 2020, con un exceso de mortalidad del 34,7 por ciento y unos 1.598 fallecidos «de más». Le siguen otros dos periodos registrados entre julio, agosto y septiembre del año pasado y un cuarto entre octubre y noviembre de 2020. El quinto y más importante se registró entre el 1 de diciembre y el 19 de febrero y recoge la mortalidad de la gran ola de enero. En ese periodo, el exceso de mortalidad sobre lo esperado fue del 38,3 % con un exceso de 4.467 muertes. Según los datos de Sanidad, solo del 1 de enero al 15 de marzo la covid-19 estuvo detrás de 4.009 muertes en la Comunitat Valenciana.

Cuatro fallecidos más

La lista oficial de fallecidos en pandemia por la covid-19 se sitúa desde ayer en las 7.637 personas (823 en la provincia de Castelló, 2.905 en la de Alicante y 3.909 en la de Valencia) después de los cuatro nuevos fallecimientos registrados en los últimos siete días y que se notificaron ayer. Del total, 3.082 fallecidos por la covid-19 tenían entre 80 y 89 años, 1.818 estaban en la setentena y otros 1.529 eran nonagenarios. Aunque la enfermedad se ceba con los mayores, también han muerto en esta pandemia 803 valencianos de 60 a 69 años, 281 en la cincuentena; 91 entre 40 y 49 años; 21 treintañeros; 5 veinteañeros y 3 adolescentes de 10 a 19 años.

Un brote de covid en la residencia pública de Torrevieja ha dejado más de 30 personas contagiadas entre residentes y trabajadores en las tres últimas semanas, según confirman trabajadores de este centro. Además hay varias personas fallecidas, cinco según los trabajadores y dos según la Generalitat. Es posible que los datos oficiales aumenten conforme se confirme la causa de los fallecimientos. Así ha ocurrido hasta ahora con otros brotes similares en centros geriátricos.

El brote se inició a principios de agosto, cuando se detectaron los primeros contagios y ha ido a más, según han explicado a este diario empleados de la residencia. «Hay mucha tristeza en la residencia, tanto por parte de los residentes como de los trabajadores», lamentan. «Estamos de capa caída, pero dándolo todo, como siempre, por los usuarios», añaden.

Fuentes sindicales confirman el brote en la residencia y aseguran que se están tomando todas las medidas para atajarlo. Los últimos fallecimientos se habrían producido el pasado fin de semana. Se da la circunstancia de que varios trabajadores de este centro rechazaron ser vacunados en enero junto al resto de sus compañeros, aunque no se ha concretado cuál ha sido el origen de este brote.