Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ley valenciana impide que Ribera Salud adquiera el grueso de DKV en Dénia

La concesionaria ya controla Torrevieja y Elx

Vehículos aparcados frente al hospital de Dénia, actualmente en gestión público-privada. | MANUEL LORENZO Carlos Alós. València

La Ley de Salud valenciana reformada por las Corts Valencianes en 2018 introdujo una serie de modificaciones respecto a la norma que dejaron los populares en 2014. Entre ellas la que impide la concentración de acciones en diversas concesiones sanitarias. Por eso, la Conselleria de Sanidad considera que el acuerdo entre Ribera Salud y DKV para la adquisición del 65% de las acciones de este operador en Dénia contraviene la norma sanitaria.

La intención del departamento que dirige Ana Barceló es poner esta situación en conocimiento de la Comisión de la Competencia en cuanto tenga constancia oficial de ese acuerdo, que aún no ha sido comunicado al gobierno valenciano, según explican.

La modificación que aprobó el Botànic recoge textualmente que para garantizar la libre competencia y evitar posiciones de dominio, ninguna persona física o jurídica podrá ostentar, directa o indirectamente en el ámbito de la sanidad pública valenciana, más del 40 % de las participaciones en más de un ente titular de un contrato de gestión de servicio sanitario integral en régimen de concesión de un departamento.

Ribera Salud tiene el 100% de las acciones en Torrevieja, hasta que se produzca la reversión el próximo 15 de octubre, y un porcentaje cercano en el departamento de Elx-Vinalopó porque la ley no es retroactiva, pero sí impide que esa concentración de acciones se amplíe ahora a un porcentaje mayoritario en Dénia.

La consellera Barceló dijo ayer que se aplicará la legalidad y por eso antes de que la Comisión de Defensa de la Competencia emita su informe sobre la operación de compra de las acciones de DKV en Marina Salud por parte del grupo Ribera Salud, la Conselleria de Sanidad enviará sus consideraciones. Eso será cuando la conselleria tenga conocimiento formal, porque de momento según Barceló el acuerdo se ha conocido solo a través de los medios de comunicación.

De un tercio en la Marina al 65%

Ribera Salud controla en la actualidad el 35 % del accionariado de Marina Salud y ha pactado con la aseguradora DKV hacerse con el 65 % para pasar a controlar así la totalidad de la gestión del hospital y el departamento de salud de Dénia por lo que según la ley valenciana, que realizó la modificación para evitar casos de concentración, no podría ejecutarse ese acuerdo ya anunciado.

La consellera dijo ayer que el pacto vulnera la Ley de Salud de la Comunitat Valenciana, en cuyo preámbulo también se establece que para garantizar la libertad de competencia y evitar posiciones de dominio «es necesario establecer limitaciones en la ostentación y, por tanto, en la adquisición de los títulos». De este modo el tener una concesión con el 100 % del accionariado impide estar presente en otra con un porcentaje superior al 40 % de las acciones des ese departamento de salud.

Informe de la Abogacía

Por ello, se pone en conocimiento de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia esta prohibición después de solicitar un informe a la Abogacía. Preguntada ayer Barceló por si ha habido conversaciones previas entre la Administración y la UTE, la consellera asegura que, de momento, no puede pronunciarse de ninguna forma ni ponerse en marcha ningún proceso para que se cumpla la ley más allá de la advertencia a la CNMV. En cualquier caso se aplicara la legalidad, insistió.

Hace unos días, el comité de empresa de Marina Salud ya consideró «ilegal» la transacción y pidió por escrito una reunión urgente con la consellera apelando a la promesa de revertir la concesión, con contrato en vigor hasta 2024. La próxima en volver a la gestión pública será la de Torrevieja dentro de un mes y medio.

Compartir el artículo

stats