Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ‘batalla’ judicial por la tragedia de Peñíscola durará años

En un proceso en el intervendrán el seguro de la comunidad y todos los particulares

Hallan el cuerpo sin vida de la mujer desaparecida entre los escombros en Peñíscola Agencia ATLAS | EFE

La investigación policial y el proceso judicial tras el derrumbe del edificio de Peñíscola, que dejó dos muertos, un herido grave y 18 apartamentos derruidos, podría dilatarse años. Según fuentes del caso consultadas por este diario, a las dificultades del complejo análisis de las causas del desastre, se añadirá una más que probable batalla entre compañías aseguradoras en los tribunales. Una disputa, esta última, que se prevé larga e intensa, pues en el apartado de la responsabilidad civil las indemnizaciones para hacer frente a los daños personales y materiales derivados de la tragedia urbanística serán millonarios.

Además, en el procedimiento intervendrán varias empresas, puesto que se verán involucrados tanto el seguro de la comunidad de propietarios como cada una de las compañías contratadas de forma individual por los dueños de los apartamentos afectados. Peritos consultados por este diario inciden en que habrá que comprobar qué coberturas tenían los distintos dueños de los inmuebles y podría haber también quien no tuviera seguro contratado.

Como ya avanzara ayer este diario, la responsabilidad del arquitecto y el constructor se habría extinguido una década después de la edificación. En concreto, la finca afectada tenía 30 años de antigüedad y hasta los 50 no es obligatoria la inspección técnica.

Con todo, ingenieros forenses y arquitectos destacan que lo ocurrido es un suceso «excepcional», sin precedentes en la provincia. Los técnicos quieren lanzar un mensaje tranquilizador a la población e incidir en que los edificios «están hechos para no caer».

Como ya avanzara el arquitecto municipal de Peñíscola, la lluvia como causa principal ha quedado descartada. La investigación deberá determinar si el problema estuvo en los materiales, la ejecución de la obra, el mantenimiento o en una suma de todo ello y esa conclusión aún tardará.

Por otra parte, el derrumbe de Peñíscola ha requerido la mayor movilización de personal de Emergencias que se recuerda en Castelló e incluso se pensó, en los dramáticos momentos iniciales, en pedir la ayuda de la Unidad Militar de Emergencias.

Un dispositivo único

Según han explicado desde el Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón, ni en los incendios forestales de mayores dimensiones se ha llegado a movilizar absolutamente todos los recursos disponibles al mismo tiempo, como sucedió en los primeros instantes del suceso de Peñíscola, a última hora de la tarde del miércoles. «Además, se trabajó con la presión añadida de saber que había gente sepultada y, después de rescatar a un superviviente, sabíamos que existía la posibilidad de que hubiese más. Había que darlo todo en esa intervención», detallan desde el Consorcio. «Únicamente quedaron en algunos parques los telefonistas», porque «se hizo pensando en que podía haber hasta 40 personas atrapadas; llegaron bomberos de todos los parques de Castelló».

Algunos de los bomberos que han intervenido en Peñíscola forman parte de equipos internacionales de rescate, con experiencia en grandes terremotos, «y tampoco recuerdan nada similar en la Comunitat Valenciana.

Compartir el artículo

stats