Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un vecino va a enterrar a un familiar en Torrevieja y descubre que el nicho pagado está ocupado

El afectado denuncia que el cementerio lo ha utilizado sin avisar, a pesar de que le restan 18 años de cesión - El Ayuntamiento defiende que puede rescatar las sepulturas sin uso por la pandemia

Hilera de nichos en el Interior del cementerio municipal de Torrevieja, en una imagen de archivo.

¿Se imaginan velar el cuerpo de un familiar en el tanatorio y que a la hora de trasladarlo al cementerio les digan que no puede ser enterrado porque el nicho está ocupado? Es lo que le ha sucedido a un vecino de Torrevieja. Este torrevejense, que prefiere no desvelar públicamente su identidad, reclama al Ayuntamiento de Torrevieja recuperar el nicho del que figura como titular o que le faciliten otro por los años que le restan de concesión, 18 de los 50 máximos, tras descubrir que la sepultura en la que iba a enterrar a su cuñado fallecido estaba ocupada.

El sorprendente descubrimiento fue en el peor momento posible, cuando todo estaba preparado para trasladar el cuerpo de su cuñado al cementerio. Él se ofreció a que este familiar fuera enterrado en el nicho de su propiedad tras el fallecimiento que se produjo a finales de julio.

Cuando toda la familia velaba el cuerpo en el tanatorio, los servicios funerarios le dijeron que no podía enterrarlo en el nicho del cementerio municipal que había indicado, y del que era titular tras formalizarse la concesión por 50 años en 1989, porque ya estaba ocupado por otro cadáver a requerimiento del Ayuntamiento. «Toda la familia nos quedamos en shock en ese momento», explica el propietario del nicho a Diario Información.

El hijo del fallecido acudió entonces al Consistorio para que le dieran una explicación a tal insólita situación y en un momento tan delicado. «Allí le dijeron que habían hecho uso del nicho, que yo había pagado, por la urgente necesidad a causa de la pandemia de covid, y al estar vacío, y ofrecieron como alternativas a la familia que abonásemos los 1.200 euros por una nueva concesión durante 50 años de otro nicho o bien pagar el importe para depositar las cenizas en un columbario, que eran también 1.200 euros».

Soluciones que no satisfacían las necesidades de esta familia. «No entiendo cómo no me avisaron de que el nicho que tengo pagado lo necesitaban usar para enterrar a alguien y no esperar a encontramos, en un día tan difícil, ante la situación de no tener un lugar donde depositar las cenizas de mi cuñado fallecido», lamenta. Finalmente, el familiar fue incinerado y las cenizas están en la casa de la familia «pero quiero que estén en el cementerio junto a sus familiares, como era su voluntad».

El titular del nicho se ha dirigido por escrito al consistorio torrevejense solicitando que se cumpla el contrato de concesión original, formalizado y abonado por la familia en el año 1989, «e incumplido unilateralmente por parte del Ayuntamiento de Torrevieja», se queja; o bien, se asigne un nuevo nicho en el cementerio de dicha localidad para el uso por parte del interesado durante el tiempo que reste de la concesión.

«Esperamos solución por parte de la administración local a la mayor brevedad posible debido a la situación de indefensión a la que se ha sometido a la familia, que ha tenido que ver cómo se vulneraba su derecho legalmente adquirido mediante concesión, a dar sepultura a un ser querido», señala el titular en el escrito.

Legal, según la concejalía

Desde la Concejalía de Cementerios defienden la legalidad de la actuación al rescatar la concesión de un nicho que estaba vacío, pese a que aún restan 18 años para que se extinguiera. En la respuesta municipal al escrito del titular del nicho se hace alusión a varios artículos del Real Decreto por el que se aprueba el Reglamento de Bienes de las Entidades Locales, entre los que se encuentra que el Ayuntamiento puede dejar sin efecto la concesión antes del vencimiento en el caso de «circunstancias sobrevenidas de interés público», como señala que es la pandemia.

Así, justifica el rescate de la concesión, que recalca no estaba siendo usada por el concesionario, «ante la evolución incontrolada de fallecimientos que pueda presentarse como consecuencia de la actual pandemia», lo que, añade en esa respuesta, «genere una demanda de nichos que supere los existentes en la actualidad sin adjudicar». No obstante, insta al reclamante a solicitar la indemnización que le pudiera corresponder por los años que le restaban de concesión.

La edil Sandra Sánchez reconoce que no se suele informar a los titulares de los nichos vacíos cuando el Ayuntamiento decide revocarles la concesión y dársela a otro. «La concesión en el cementerio es de uso, no es una escritura que vaya al notario para quedársela para toda la vida», señala. Y defiende que el Ayuntamiento «no se ha apropiado de un bien que no es suyo, hace uso de lo que es suyo, porque el espacio del cementerio es el que es y si hay necesidades, como con la pandemia de covid, se pueden utilizar los nichos que en ese momento están sin ocupar».

Su concejalía ha elaborado un listado de todos los nichos vacíos en el cementerio municipal «para hacer una estimación del espacio que disponíamos para enterrar a gente, porque en el último año nos hemos encontrado con más fallecimientos que en los anteriores, por la pandemia», justifica para una decisión que no todo el mundo puede llegar a entender.

Ampliación del camposanto con 460 tumbas más

El Ayuntamiento de Torrevieja está ejecutando la ampliación del cementerio municipal que, como se ha demostrado, ha quedado pequeño. La ampliación contempla 460 nichos más que, según la Concejalía de Cementerios, cubrirán las necesidades del servicio durante bastante tiempo. Buena parte de la nueva construcción se realizará en la pared medianera que deslinda el camposanto de la depuradora. En esta zona el municipio derribó los enterramientos más antiguos, de finales del siglo XIX, y que estaban ruinosos. El proyecto contempla otros dos módulos de nuevos nichos.

Compartir el artículo

stats