Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La concertada critica la demora en la concesión de apoyos educativos

La conselleria defiende que ha dotado a los centros de las horas solicitadas y pide que reclamen si no es así

El cierre de los Servicios Psicopedagógicos Escolares (SPE) que atendían a los centros públicos y concertados de Infantil y Primaria, ha puesto en marcha un nuevo modelo de atención a las necesidades educativas del alumnado que ha empezado a funcionar este septiembre.

Por el momento, las reacciones a estos cambios que ha implantado la Conselleria de Educación son dispares: mientras el sindicato FSIE —mayoritario en la concertada— denuncia que la Administración ha recortado horas de atención en Educación Especial; desde Escuelas Católicas niegan haber perdido apoyos, pero sí critican la demora de la resolución; y Stepv denuncia que los orientadores que por primera vez se incorporan a los centros públicos no tienen claro su horario.

En el primero de los casos, Fsie criticó ayer que la conselleria ha otorgado este curso «menos horas para Audición y Lenguaje (AyL) que el año pasado».

Se trata de una especialidad que, hasta ahora, cubrían los profesionales de los SPE. Acabado este servicio, la conselleria explicó que haría a los centros concertados pagos delegados para que ellos contraten a estos especialistas unas horas determinadas, mismo mecanismo que con el resto de docentes.

Así, tras los cambios, la dotación de estas horas se ha sumado al ya existente Programa para la Actuación de la Mejora (PAM), que dota a los centros de los apoyos para acompañar al alumnado que más lo necesita. Fsie cree que «la diversidad y la atención a los alumnos con necesidades especiales no puede incluirse en el PAM» y que esto ha generado «confusión», porque la conselleria ha concedido un número de horas, sin concretar cuáles corresponden a AyL y cuáles son para otras actuaciones en Primaria.

Confusión inicial

En esto coinciden desde Escuelas Católicas, que creen que «no se han perdido horas, cumpliendo lo que prometieron», pero sí explican que los centros tienen «dificultades para diferenciar» las horas de cada dotación y hacer contrataciones. Además, aseguran que la resolución —que se publicó el viernes—, llega «tarde», por lo que el nuevo sistema debe mejorar en este aspecto.

Sobre los orientadores de los colegios públicos, Stepv afirma que Educación «no ha resuelto bien la inclusión de este personal en los colegios, porque tienen un horario diferente al cuerpo de maestros».

Desde la conselleria recuerdan que las y los orientadores tiene 37,5 horas semanales, de las cuales 30 son de atención directa al alumnado: 18 de intervención, cinco de reuniones y siete para asesorar y coordinarse con otros docentes.

Por otro lado, sobre la cuestión de la concertada, las mismas fuentes explican que «no ha habido ningún recorte». «Se han concedido las horas que reclama cada centro y, si alguno no ha visto resuelta su petición, es porque no ha justificado sus necesidades», lo que ahora se puede solventar en el periodo de alegaciones, detallan desde Campanar.

Compartir el artículo

stats