Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell desatasca el fichaje de directivos para la gestión de fondos europeos

Cada conselleria tendrá un responsable pero podrá solicitar un segundo

El presidente Ximo Puig y la vicepresidenta Mónica Oltra, en un pleno de las Corts. | M.Á. MONTESINOS

El presidente Ximo Puig y la vicepresidenta Mónica Oltra, en un pleno de las Corts. | M.Á. MONTESINOS

Después de meses de negociaciones, los socios del Botànic han alcanzado un acuerdo para aprobar la normativa necesaria para que las distintas consellerias puedan fichar a personal cualificado para la dirección de programas de gestión de fondos europeos. El borrador del decreto se ha cerrado recientemente, si bien la previsión es que sea aprobado en el pleno del Consell del próximo viernes. La figura del personal directivo fue creada con carácter exclusivo por el decreto ley sobre medidas urgentes para agilizar la tramitación de las ayudas europeas. Se trata de un instrumento clave para los departamentos que tienen el reto de gestionar unos recursos adicionales, en algunos casos bastante voluminosos, y cuya tramitación es delicada.

La norma, sin embargo, quedó encallada por las discrepancias entre Compromís y PSPV sobre el máximo de puestos que cada conselleria podía contratar. El tope fue variando, así como los detalles relacionados con la retribución, por lo que las consellerias todavía no han podido iniciar el proceso selectivo a pesar de que ya cuentan con los proyectos y el dinero adjudicado.

Finalmente, y a falta ya de flecos menores, el acuerdo es que cada conselleria pueda nombrar un director o directora de programa, aunque el decreto deja la puerta abierta a más fichajes. Por un lado, se tiene una consideración especial con los departamentos del Consell «que presten sus servicios transversales relacionados con los fondos Next Generatión-EU al resto de consellerias o desempeñen competencias de supervisión o coordinación». Estos podrán contar con otra persona responsable. Además, «por causas debidamente justificadas, vinculadas a la competitividad externa o a la complejidad técnica del programa», el Consell podrá autorizar el aumento del número de puestos en las direcciones de programa. En cualquier caso, eso sí, será necesario una propuesta motivada y un informe previo emitido por la Dirección General de Coordinación en la Acción de Gobierno, dependiente de Presidencia de la Generalitat.

Así las cosas, algunas consellerias, como Presidencia, podrían tener hasta una máximo de tres responsables. El último borrador del que informó este diario, establecía también un máximo de tres, si bien en este caso el número estaba relacionado con la cantidad de dinero europeo gestionado. Ahora cambia el concepto, aunque en la práctica el número máximo de contratación no varía mucho respecto a las primeras previsiones.

También se producen cambios en cuanto a los salarios. El decreto de medidas urgentes ya establecía que este personal directivo tendrá un sueldo asimilado al que cobran los directores generales. El decreto marco establecía una parte variable y otra fija. Finalmente, un 12 % de la retribución estará sujeta a la consecución de determinados objetivos, mientras que el componente fijo se estipula en un 88 % del salario . La norma consensuada contempla que sean las personas responsables de los fichajes las que valoren ese cumplimiento.

Por otro lado, el decreto incorporara como novedad la previsión de que en el caso de que sea una persona funcionaria de carrera en servicio activo la que pase a dirigir el programa, esta perciba, además, de las retribuciones fijadas como directiva, unas personales iguales a las que tenía previamente. El objetivo es tener una cantera de posibles fichajes en el caso de que las consellerias no puedan captar personal cualificado del sector privado.

Dificultad para captar talento

Las dificultades de implicar en la gestión pública a profesionales de otros ámbitos es una preocupación en los diferentes departamentos de la Generalitat, conscientes de que los sueldos públicos no resultan atractivos, máxime cuando los directivos o directivas públicas tendrán que rendir cuenta por su gestión.

Los perfiles que se buscan son muy específicos. El Consell busca personal con formación especializada en un negociado, como es el de los fondos europeos, bastante complejo. La Unión Europea establece toda una serie de controles muy estrictos, tanto en los procedimientos, como en los plazos, por lo que la Generalitat se expone, si gestiona mal, a perder millones de euros. Con estos fichajes, las consellerias, que ya acusan una falta de personal importante, esperan un apoyo cualificado a su gestión.

Compartir el artículo

stats