Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La tasa de fallecidos por el virus en residencias es menor a la de los domicilios

El índice de mortalidad entre los mayores que viven en los centros es medio punto más baja a la del resto

La Asociación Empresarial de Residencias y Servicios a Personas Dependientes de la CV afirmó ayer que vivir en una residencia en la pandemia no ha supuesto un mayor riesgo de fallecimiento que estar en casa ya que, de hecho, la tasa de mortalidad en los usuarios de estos centros es del 16,89 %, medio punto menor al de los mayores que viven en sus domicilios. En los mayores de 80 años que habitan en sus casas la tasa es del 17,29 %.

Al respecto, el presidente de Aerte, José María Toro, recalcó que estos datos suponen «casi medio punto menos que el de la población general comparable por edad, viviera donde viviese».

Del mismo modo, destacó que esta incidencia en residencias es «muy inferior» en esta última ola gracias a la vacunación ya queesde el 15 de marzo solamente ha habido 438 casos en residencias, con el resultado de 30 personas fallecidas y durante 18 semanas, del 29 de marzo al 1 de agosto, no hubo ningún deceso.

En ese sentido, afirmó que «a pesar de lamentar profundamente» estos fallecimientos, el número de contagios frente a otras olas ha sido «muy reducido» y la tasa de mortalidad «se ha reducido a casi un tercio de la del total de la pandemia, 6,46 % frente al 16,89 %, lo que demuestra la efectividad de la vacunación».

Compartir el artículo

stats