Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El rector de la UPV pide más autonomía para las universidades

José Capilla se muestra "desilusionado" por la futura Ley Castells, que considera "poco ambiciosa y continuista"

La consellera, el rector de la UPV y el secretario de la universidad.

La consellera, el rector de la UPV y el secretario de la universidad.

La Universitat Politècnica de València (UPV) ha celebrado esta mañana el acto de apertura del curso 2021-22 en el Paranimfo del Campus de Vera. Se trata del primer acto de inicio de curso del rector José Capilla, pues su investidura se celebró a final del curso pasado, antes de las vacaciones de verano y después de la celebración de las sextas elecciones universales en la Politècnica.

Entre las reivindicaciones que ha lanzado el rector, está la de mejorar el marco legal de las universidades, para dotarlas entre otras cosas de una mayor autonomía, así como el plan de financiación plurianual que el Consell tiene pendiente; igual que la firma del convenio del personal laboral, a la espera también desde 2015.

"Tenemos la necesidad de una reforma del marco legal de las universidades, una verdadera reforma estructural", ha apuntado el rector. Por esto ha reconocido que ha recibido con "desilusión y preocupación" el borrador de la LOSU, ya que considera que la 'Ley Castells' tiene "poca ambición, es continuista y apenas cambia nada". "No está a la altura de las expectativas ni corrige los problemas de las universidades", ha detallado.

Así, espera que el texto de la futura ley se modifique y "consagre la autonomía universitaria y la rendición de cuentas a la sociedad".

Otra cuestión que también depende del Gobierno es la supresión definitiva de la tasa de reposición (para poder cubrir, por ejemplo, jubilaciones), lo que se ha limitado en los últimos años y ha generado "plantillas muy envejecidas" en los campus.

Asimismo, sobre el convenio del personal laboral de las universidades , el rector de la UPV ha apuntado que "cuestan de entender las razones que impiden su firma", cuando existe un preacuerdo con el Consell, las universidades y los sindicatos desde 2015, y ha apuntado que son, nuevamente, cuestiones legales. En este caso, como ha publicado este periódico, el problema es que los incrementos salariales que acompañan la firma sobrepasan el techo de gasto de la Generalitat, por lo que se necesita la autorización del Ministerio de Hacienda que, de momento, no responde.

En cuanto al plan de financiación plurianual de las universidades, de competencia autonómica, Capilla ha solicitado "una vez más, que se dé la máxima celeridad a los trabajos y las gestiones necesarias" para que ya sea una realidad.

Como ya anunció la semana pasada en la Universitat de València, Carolina Pascual, consellera de Universidades, ha reiterado su compromiso por "reflejar un esfuerzo en los presupuestos del próximo año para mejorar las actuales condiciones y seguir trabajando". "Sabemos de las dificultades económicas", ha apuntado la conselleria. El objetivo es, según ha reiterado, que el plan "se ponga en marcha el próximo curso" para lo que trabajan "seriamente".

Entre otras cosas, la consellera ha animado a plantear la pregunta de "qué universidad queremos ser en los próximos años" y ha recordado que estas institutciones tienen un papel "clave" en el desarrollo económico del futuro.

En este escenario, ha apostado por promover las enseñanzas conocidas como STEM (Ciencias, Tecnología, Ingenierías y Matemáticas), para "una economía que no es del futuro, sino que ya está aquí: o tomamos el tren o será tarde y nos arrepentiremos", ha avisado.

En este sentido, Pascual ha apuntado que la UPV mantiene un "fuerte compromiso en programas que despiertan las vocaciones STEM" y ha recordado que "los científicos del futuro están sentados en un aula", por lo que hay que acompañarlos. Además, ha puntualizado que "la ciencia y la tecnología también son para las niñas", como demuestra el programa "Up! Steam" del Consejo Social de la UPV.

Con el objetivo de trabajar en esta línea, Carolina Pascual ha anunciado la puesta en marcha del proyecto piloto “L’espai per a joves”, dirigido por el profesor de la UPV Vicente Boria en el marco del consorcio VALSPACE (formado por la Conselleria y la UPV). La iniciativa, ha señalado la consellera, “busca interesar, atraer y seducir hacia la tecnología a alumnado de la ESO”.

La pandemia en la universidad

En cuanto a la pandemia, el rector de la Politècnica ha hecho "un llamamiento al optimismo realista, porque todo apunta a que este será el curso de salida de la pandemia", y ha recordado que la ciencia "ha demostrado la utilidad de la vacuna", por lo que ha animado a quien aún no se haya puesto las dosis, que lo haga cuanto antes. Ahora es momento, ha dicho "de seguir demostrando la resiliencia e ir adaptándonos", aunque ha reconocido que ha sentido "algo especial al ir caminando por el campus y ver la vitalidad que hay", en referencia a la vuelta a la presencialidad total del alumnado.

Clase magistral sobre perspectiva de género

En el acto de apertura de curso, la profesora Purificación García ha protagonizado la lección magistral, sobre "Perspectiva de género en alimentación, nutrición y gastronomía". Entre otras cosas, ha apuntado con entusiasmo que hay que "romper los estereotipos de género" también en los alimentos, pues los adolescentes asocian diferentes a cada sexo. Por ejemplo, identifican la comida basura más con los hombres y los vegetales, con las mujeres.

A la hora de hablar de estudios, García ha afirmado que "es necesario educar en perspectiva de género, también en docencia e investigación" y evitar la "ceguera de género", pero ha avisado: "no se trata de una docencia de mujeres ni sobre mujeres, sino que se consideren el género y el sexo como variables" de las investigaciones.

También ha considerado imprescindible conseguir que el alumnado sea crítico ante lo que bloggers e influencers comparten y publican sobre alimentación, una temática cada vez más frecuente en redes sociales.

Compartir el artículo

stats