Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Casi cien municipios aún conservan 575 vestigios de la dictadura franquista

La Conselleria de Calidad Democrática elabora un catálogo para ‘resignificarlos’, identificarlos o retirarlos y «democratizar el espacio público»

Cruz franquista en el Parque Ribalta de Castelló.  | LEVANTE-EMV

Cruz franquista en el Parque Ribalta de Castelló. | LEVANTE-EMV

La Generalitat recopila en el Catálogo de Vestigios de la Guerra Civil y la Dictadura un total de 575 elementos todavía ubicados en espacios públicos pendientes de retirar. La consellera de Calidad Democrática, Rosa Pérez Garijo, presentó ayer este nuevo instrumento del que destacó que «el objetivo de este registro vivo es conseguir un territorio libre de vestigios que todavía perviven después de más de cuarenta años del fin de la dictadura franquista».

Para Pérez Garijo, «el catálogo de vestigios quiere democratizar los espacios públicos de nuestro territorio como forma de reparación de las víctimas del franquismo y de recuperación de la memoria democrática, un factor imprescindible de la convivencia en la Comunitat Valenciana».

Este censo, elaborado por una Comisión Técnica de Coordinación adscrita a la Conselleria de Calidad Democrática, recoge un total de 1.042 vestigios de la Guerra Civil y la Dictadura desglosados en diferentes categorías, de los cuales 575 se encuentran pendientes de retirar en espacios públicos, según reveló Pérez Garijo.

La iniciativa identifica y localiza todos aquellos elementos contrarios a la memoria democrática o vestigios franquistas, tanto simbólicos como iconográficos y terminológicos que todavía subsisten en los espacios públicos del territorio valenciano, cumpliendo así con los dispuesto en la Ley de Memoria Histórica en la Comunitat Valenciana.

El objetivo de este inventario es disponer de un mapa valenciano de vestigios franquistas que sirva de herramienta a todas las administraciones públicas valencianas para desplegar las medidas necesarias que permitan su retirada, «porque son una ofensa a las víctimas y representan una agresión a los valores de convivencia democrática», subraya la consellera.

Colaboración ciudadana

La titular de Calidad Democrática apela a la colaboración ciudadana, a las Administraciones Públicas, asociaciones memorialistas, iglesia católica y asociaciones cívicas «para localizar y retirar todos los vestigios de la Guerra Civil y la dictadura de nuestro territorio, además de comunicar aquella información que permita encontrar nuevos vestigios del episodio más negro de la historia reciente de España». Los vestigios serán retirados pero no eliminados. En el caso de que no pueda ejecutarse su retirada, se «resignificarán y señalizarán evitando la equidistancia y ofensa a las víctimas».

Para la elaboración de esta hoja de ruta de vestigios, la Dirección General de Calidad Democrática ha requerido información a todos los ayuntamientos de la Comunitat Valenciana. A su vez, cuenta con información, en relación con los bienes, de las tres diputaciones provinciales y de todas la conselleries. Distintas asociaciones memorialistas valencianas han facilitado información sobre vestigios.

De los 542 municipios de la Comunitat, 281 han contestado, de los cuales 91 tienen vestigios, mientras que 190 no albergan este tipo de elementos. A su vez, 261 ayuntamientos no han contestado a la solicitud de información realizada desde la conselleria, lo que supone que un 48% de los municipios de la Comunitat no ha aportado información.

«Estos datos ponen de manifiesto que un 35,06 % de los municipios de la Comunitat están libres de vestigios», destaca Pérez Garijo. La conselleria ha habilitado una dirección de correo electrónico calidaddemocratica@gva.es para notificar estos vestigios.

Compartir el artículo

stats