Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Colegio de Alicante investiga a dos médicos por hacer proselitismo contra la inyección anticovid

Se comprueba en un caso si se firmaron justificantes para que pacientes no usaran mascarillas

Enfermera, vacuna, covid, JCCM

El Colegio de Médicos de Alicante está investigando a dos médicos de la provincia por presuntamente mantener una postura negacionista hacia el coronavirus, las medidas de protección y las vacunas para combatir la enfermedad. Esta investigación parte de denuncias de dos particulares contra estos facultativos, según ha precisado el abogado de la institución Guillermo Yago.

Los servicios jurídicos están ahora investigando si estos médicos se valieron de su posición profesional para recomendar a sus pacientes que no se vacunaran. En uno de los casos también se está comprobando si los justificantes emitidos para que los pacientes no estén obligados a hacer uso de la mascarilla se ajustan verdaderamente a motivos médicos.

«En estos momentos estamos en fase de investigar los hechos denunciados y pedir a estos médicos que aleguen», señala Yago. Con el resultado de estas investigaciones se determinará si se abre a estos facultativos un expediente por infringir el código deontológico.

Se trata de los primeros casos que trascienden de profesionales sanitarios que han sido acusados de negar el virus y rechazar la vacunación en la provincia de Alicante.

Por su parte, desde el Colegio de Enfermería aseguran que no tienen constancia de casos de enfermeros que estén haciendo un llamamiento activo en las consultas para que los pacientes no se vacunen.El Sindicato de Enfermería sí que tiene constancia de enfermeros que no se han vacunado, pero en todo caso, precisan desde el sindicato, se trata de posturas personales sin que estén tratando de convencer a los pacientes de que no se inmunicen.

En el caso de los dos médicos que están siendo investigados, si se confirman las acusaciones, «se pueden enfrentar a penas de inhabilitación para ejercer la profesión y multas económicas», recuerda Yago. Al margen de estas acciones, también están las que se pudieran emprender por la vía penal «si la Fiscalía entendiera que con sus actuaciones que se ha puesto en riesgo la vida de otras personas».

El abogado del Colegio de Médicos recuerda el caso de un médico que ejercía en el hospital de Formentera y que fue suspendido de colegiación.

Compartir el artículo

stats