Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los colegios se encargarán de dar la medicación al alumnado

Sanidad cambia la ley de Salud para ofrecer cobertura legal a una práctica instaurada junto con Educación pero tumbada por los tribunales - La modificación está pendiente de aprobarse

Un grupo de escolares por el pasillo de su centro educativo. | F.CALABUIG

Los niños enfermos o que puedan necesitar una intervención urgente en horario escolar podrán recibir su medicación en los colegios e institutos fuera del ámbito sanitario. Así será a partir del próximo año si sale adelante la modificación de la Ley 10/2014 de Salud de la Comunitat Valenciana que el Consell ha incluido en el anteproyecto de la Ley de medidas fiscales y de gestión administrativa —más conocida como ley de acompañamiento de los presupuestos de 2022— y que ahora está en exposición pública a la espera de recibir posibles alegaciones.

La propuesta busca mantener la participación del profesorado para dar la medicación a niños enfermos tal como se hacía desde 2018 y hasta el pasado verano, cuando la norma que lo sustentaba fue anulada en los tribunales. La resolución, en aquel momento, llegó con polémica y se espera que esta también, ya que los docentes apuestan por implantar la figura de la enfermera escolar —solo presente por ley en Educación Especial— y rechazan asumir esta responsabilidad.

Así, la Conselleria de Sanidad pretende introducir un nuevo párrafo en el artículo 59 de la Ley de Salud (dedicado a la Salud Escolar) para dar cobertura legal a esta situación. Según el nuevo artículo, los centros de salud de referencia deberán emitir un informe específico para los escolares que puedan necesitar una intervención urgente o que tengan problemas de salud y, por ello, necesiten tomar una medicación mientras están en clase.

En este informe se indicarán las recomendaciones a seguir en el centro para garantizar la seguridad de estos menores y «si fuera necesario», también «las indicaciones para la administración de medicación». Eso sí, la última palabra la tendrán los progenitores o tutores que deberán autorizarlo.

La nueva redacción de la ley abre así la puerta a formalizar que los alumnos reciban medicación en los colegios, fuera del ámbito sanitario y de manos de personas que no sean sus padres, ya que hasta ahora la ley solo apuntaba que eran los centros de salud más próximos a los colegios los que debían garantizar «la atención sanitaria específica necesaria».

Cubrir un vacío legal

La Conselleria de Educación y la de Sanidad ya habían hecho recaer esta responsabilidad entre el profesorado a través de una resolución de 2018, que precisamente este verano fue tumbada por el Tribunal Superior de Justicia de la C. Valenciana tras aceptar un recurso del Consejo de Enfermería de la C. Valenciana (Cecova).

Ahora, los nuevos cambios en la Ley de Salud vienen a rellenar este vacío legal para que ambas conselleries vuelvan a articular esta atención al alumnado con la cobertura de una norma de rango superior.

La resolución anulada indicaba que los directores debían organizar esta administración de medicamentos «con la colaboración de todos los profesionales del centro», a los que se pedía «tener conocimiento» del procedimiento de administración de medicamentos en el centro escolar. Eso sí, se especificaba que esto ocurriría siempre que el médico considerara «que lo puede realizar una persona sin titulación sanitaria». Se da la circunstancia que esta resolución ya reflejaba «la incerteza» y «dudas» que la cuestión genera en los docentes, uno de los principales motivos para oponerse a responsabilizarse de los tratamientos médicos.

No se especifica quién lo hará

La nueva normativa deja en el aire, sin embargo, quién se encargaría directamente de ello ya que no especifica que tenga que ser el profesorado quienes den la medicación, pero es el personal mayoritario. La ley, tal como está redactada, podría servir para implantar en un futuro —y si se acepta— la tan demandada figura de la enfermera escolar que no termina de arrancar en el sistema educativo valenciano, pues el Consell ha sido reticente en varias ocasiones, también en pandemia, cuando la petición de la comunidad educativa se ha intensificado.

De hecho, preguntada al respecto, la Conselleria de Educación confirmó ayer a este diario que esta figura dependería de la Conselleria de Sanidad y que, de momento, Salud Pública «descarta la contratación de personal de enfermería escolar». El departamento educativo recuerda y considera que la atención a los escolares con alguna patología queda cubierta a través de los centros sanitarios cercanos, tal como está ahora establecido en la ley de Salud que se quiere modificar.

«Los centros educativos están en permanente contacto con su centro de salud de referencia, que es el que dispone de todos los recursos sanitarios para atender al alumnado», detallan.

Compartir el artículo

stats