Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP de Mazón ve posible bajar impuestos por 1.530 millones y recaudar más

Las grandes fortunas y los bancos también se beneficiarían

La secretaria general del PPCV, Maria José Catalá, y el líder del partido, Carlos Mazón. | E. PRESS/ R. SOLSONA

La secretaria general del PPCV, Maria José Catalá, y el líder del partido, Carlos Mazón. | E. PRESS/ R. SOLSONA

El PPCV de Carlos Mazón defendió ayer una bajada de impuestos a todas las rentas por importe de 1.530 millones, que, según sus cuentas, no solo no tendría impacto en la recaudación, sino que traería consigo más ingresos e incluso la reducción del déficit público.

La cuadratura del círculo se lograría por la fe en el «círculo virtuoso» de la economía y la hipótesis de que la bajada generalizada de impuestos, incluido a las rentas más altas, activa el consumo y el empleo.

«Más gente trabajando y pagando impuestos», resumió Mazón durante la presentación de la «revolucionaria» reforma fiscal que hace oídos sordos a numerosos estudios que cuestionan abiertamente este automatismo entre subir impuestos y prosperidad económica.

Así, plantean una bajada de la presión fiscal de 15,9 %; un crecimiento añadido de 1,5 % del PIB, una reducción del desempleo en un 3,3 % con la creación de 70.000 nuevos puestos, un incremento el consumo familiar en un 2,9 % y la reducción del déficit del 1,93 % al 1,7 %.

Las rebaja propuesta afecta a todos los impuestos cedidos y a todas las rentas, aunque, según los populares, sobre todo, a las rentas bajas y medias. «El objetivo es que nadie pague más del 50 % de su renta», explicó Mazón. La reforma del IRPF se basa en una simplificación de los tramos y supondría un ahorro de 800 millones de euros, de los que 344 millones irían a los bolsillos de las rentas bajas y 296, a las medias y 160 a las altas. Los populares proponen aumentar el mínimo personal y familiar para pagar el impuesto hasta el máximo legal del 10 %. La eliminación de tramos también beneficia a quienes tienen ingresos por encima de los 70.000 euros.

Además, las grandes fortunas se librarían de pagar el impuesto de patrimonio. El PP lo rechaza por ser una «doble imposición» y plantea una bonificación del cien por cien, por lo que la Generalitat dejaría de recaudar 150 millones. En cuanto a sucesiones, proponen nuevas bonificaciones de manera que en los familiares directos alcance el 99 %. Un ahorro de 240 millones.

Tipo superreducido en vivienda

Además, el PP plantea una rebaja progresiva del impuesto de transmisiones patrimoniales y un tipo superreducido para jóvenes de 35 años, al margen de su renta, del 3%. Este tipo también se aplicarían por la compra de viviendas en municipios en riesgo de despoblación. El ahorro se estimó en 220 millones.

Por último, el PP plantea bajar del 1,5 al 1% el tipo general del impuesto de actos jurídicos documentados, una rebaja que beneficiaría a quienes compran vivienda, pero también los bancos que por sentencia asumen el denominado impuesto de las hipotecas.

El PSPV calificó la propuesta de «fake, engañosa y mentirosa»

Compartir el artículo

stats