Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidad descarta implantar la enfermera escolar para los próximos cursos

Defiende que la polémica por el cambio de la Ley de Salud no altera su decisión de incluir un personal que la comunidad educativa ve imprescindible

Un grupo de escolares al inicio de este curso. | F.CALABUIG

La Conselleria de Sanidad mantiene su planificación para los próximos cursos y no tiene intención de implantar la figura de la enfermera escolar en los centros educativos. Desde la Administración defienden que es la postura que ya se tenía —que comparte la Conselleria de Educación— y que no va a modificar a pesar de la polémica que ahora se ha generado por los cambios que se prevén en la Ley de Salud 10/2014. Esto vendría a dar cobertura legal a que el profesorado deba administrar medicación en los colegios a los escolares con problemas de salud o en situaciones de urgencia, una forma de trabajar ya implantada en los últimos años pero amparada en una resolución de 2018 que ha sido tumbada en los tribunales este verano.

Familias, sindicatos docentes, directivas de colegios y el colectivo de la enfermería han vuelto a reclamar esta semana como «innegociable» la figura de la enfermera escolar en las escuelas —que ya hay en los centros de Educación Especial— como alternativa a la forma de trabajar implantada por las conselleries en salud escolar. Consideran un «despropósito» implicar al profesorado en la administración de medicación, sobre todo para escolares con patologías crónicas.

Pese a las demandas de estos colectivos que ha publicado Levante-EMV, fuentes de Sanidad y Educación mantuvieron ayer que no habrá un cambio de política, al tiempo que defendieron que, en la práctica, no habrá ninguna «novedad» con respecto a la situación actual, ya que la ley solo «recuerda aspectos recogidos en resoluciones previas para la atención a estos niños con patologías, especialmente ante un caso de emergencia».

Así, los profesores seguirán haciéndose cargo como ya hacían de un cometido que no quieren asumir, aunque sí hay una diferencia primordial entre los anteriores cursos y el próximo si sale adelante el cambio de la normativa: El anclaje legal de esta instrucción será mucho más sólido al modificarse la ley y no estar basada solo en una resolución de ambas conselleries. Y es que, desde el Consell, han optado por este cambio en la ley 10/2014 de Salud después de que la resolución emitida en junio de 2018 haya sido tumbada en los tribunales este verano tras presentar el Consejo de Enfermería Cecova un recurso. Esta resolución ahora anulada actualizaba e invalidaba una de 2016.

Sin informes escolares

El cambio legislativo —que se hace «por la puerta de atrás», a través de la ley de acompañamiento de los presupuestos de 2022— incluye también otra modificación: La nueva redacción del artículo 59, que elimina la obligatoriedad de presentar un informe sanitario al inicio de cada etapa escolar. Ya en algunos momentos de esta pandemia, Sanidad levantó la obligatoriedad de presentar estos informes (que incluyen información vacunal) ya que suponían un aumento del trabajo burocrático en los centros de salud.

Compartir el artículo

stats