La hermana de la valenciana Pilar Garrido, de cuyo asesinato en México ocurrido en julio de 2017 se acusó a su marido, que fue condenado a 47 años por feminicidio y ahora un tribunal federal mexicano ha anulado la sentencia, aseguró ayer que se trata de un caso «delicado y complicado».

Según Raquel Garrido, lo que piden los magistrados es «que se exponga la sentencia entrelazando los indicio» y subraya que «lo más importante» es que el hijo de su hermana «está bien, está en España y es feliz». Según explicó el padre del acusado, Jorge Fernández Villarreal, se interpuso el amparo directo hace dos años y la resolución dictada «ampara y ordena la reposición del procedimiento por vicios procesales».