Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los pasillos del debate: Con los bomberos en la puerta y Mazón ausente

25 citas literarias y un verso de Estellés en el cara a cara entre Puig y Catalá

La diputada socialista Mercedes Caballero

Ximo Puig desgranó un discurso de 221 páginas (estuvo una hora y cuarenta minutos en la tribuna en una intervención en la que alternó el valenciano y el castellano) con 25 citas literarias incluidas. El espectro de las personas citadas fue amplio (poetas, escritores, pensadores)e incluso un versículo de San Mateo. La cita que más juego dio fue la de Vicent Andrés Estellés: «Després de certes coses s’ha de tornar a casa», un verso que Puig utilizó para aludir al fin de la pandemia y del que la síndica del PP, Maria José Catalá, se apropió para convertir el clásico de Aznar «Váyase, señor González» en «Váyase a casa, señor Puig».

La escuela de Argelita y Bastiste, el primer vacunado

En su discursoPuig bajó al terreno de las pequeñas cosas. Para referirse a las políticas del Consell contra la despoblación aludió a la escuela de Argelita, un pequeño municipio de la comarca del Alto Mijares y poco más de cien habitantes, que ha reabierto después de 47 años cerrada.El programa Reviu, dijo, ha traido tres matrimonios y siete hijos. Puig se refirió también a Batiste Martí, el residente en el centro de mayores de Rafelbunyol que fue el primer vacunado en la Comunitat Valenciana.

Toque de atención al diputado Ibáñez en un debate sin interrupciones

Pese a la dureza de varias intervenciones, el debate transcurrió en un ambiente menos bronco que otras ocasiones. El presidente de las Corts, Enric Morera, tuvo que llamar al orden al popular Rubén Ibáñez por interrumpir al president por la mañana y por la tarde a Alfredo Castelló, que se quejó al considerar que se le había concedido un tiempo excesivo al síndic socialista Manolo Mata. La jornada arrancó ruidosa con un grupo de bomberos forestales a las puertas de lasCorts que protestaron por sus condiciones laborales. Muy a su pesar, la nota de color la puso la socialista Mercedes Caballero que tuvo que acudir con muletas y silla de ruedas por un resbalón en la calle.

Mazón siguió el debate desde la sede y almorzó bocadillos con el grupo

El presidente del PPCV, Carlos Mazón, tuvo que seguir la sesión desde la sede del PPya que con motivo de las restricciones por la pandemia no estaba permitida la asistencia de invitados. De hecho, el salón de Vinatea, que normalmente los acoge, estaba lleno, pero de altos cargos y personal asesor. Mazón quiso estar luego con su grupo y organizó una comida en un bar frente al hemiciclo. El menú fue: bocadillos de jamón y tortilla.

Pilar Lima también cita y no le gustan los anuncios

La portavoz de Unides Podem, Pilar LIma, también usó referentes para su intervención, aunque de perfil distinto a Puig. Ctó a la antropóloga ecofeminista Yayo Herrero y a Toni Mejías, integrante del grupo Los chikos del maiz, dos clásicos de la órbita morada. No faltaron alusiones a la vicepresidenta Yolanda Díaz. Por cierto, Lima descubrió que el término de anuncios (se refería a Puig) no le gusta. Prefiere propuestas. Le parece que no sugiere márketing.

Compartir el artículo

stats