"Misión cumplida". Con estas palabras, el president de la Generalitat, Ximo Puig, ha dado hoy por finalizado el trabajo desarrollado en los 133 vacunódromos de la Comunitat Valenciana que cerrarán a partir de mañana una vez concluido el grueso de la macrocampaña de vacunación contra la covid-19 que ya ha llegado a casi 4 millones de valencianos, el 87,6 % de la población mayor de 12 años a vacunar. Desde que abrieron sus puertas hace siete meses, por estos 133 puntos de vacunación han pasado casi 3 millones de valencianos y se han puesto "5.318.960 dosis, casi el 71 % de todas las que se han administrado en la C. Valenciana", según ha puesto de manifiesto esta mañana Puig en la visita que ha girado junto a la consellera de Sanidad, Ana Barceló, al vacunódromo del Museo de Ciencias Príncipe Felipe en su último día. Solo los de Altea y San Miguel de Salinas estarán abiertos miércoles y jueves por cuestiones de días festivos.

Tras agradecer personalmente el trabajo que han realizado el personal desplazado al centro (mayoritariamente del departamento de salud del Doctor Peset), el president ha desgranado alguna de las grandes cifras de esta macrocampaña de vacunación y que ahora se deja en manos de los centros de salud. En los vacunódromos de Alicante se han puesto 1.981.000 dosis, el 37,2 % del total; en los de Castelló han sido 461.345; mientras que en los centros de Valencia se han puesto más de 2,8 millones de dosis, el 54,2 % del total. Solo en el vacunódromo de la Ciutat de les Ciencias, se han inoculado 650.000 dosis y solo en los cuatro grandes espacios de vacunación que se han habilitado en la C. Valenciana (el de València, el del Auditori de Castelló, el IFA de Elx y la Ciutat de la Llum de Alicante), se han puesto el 26,7 % del total de dosis gracias al trabajo de 2.146 profesionales cada día.

Los vacunódromos cierran pero la campaña de vacunación no termina y el president hizo un llamamiento para quien no se haya vacunado todavía "y que pida cita en su centro de salud", desde donde ahora se va a hacer una búsqueda activa de esa bolsa de personas que, pese a las oportunidades, no se ha vacunado. Sanidad se centra ahora en seguir "repescando" a rezagados, en completar la tercera dosis para personas mayores en residencias y con problemas de inmunosupresión y, pendientes de lo que digan las autoridades sanitarias sobre la inmunización de los menores de 12 años, todavía en investigación. Sobre la posibilidad de que la tercera dosis llegue a todos los mayores de 65 años, estén o no institucionalizados, como han anunciado en otras autonomías, Puig no quiso "decir nada de otros autonomías" y se limitó a asegurar que se estará a lo que digan las autoridades sanitarias.

Los hospitales de campaña cierran a final de año

Por otra parte, el president ha adelantado que, tras los vacunódromos, las siguientes instalaciones pandémicas que van a dejar de funcionar serán los tres hospitales de campaña. Según Puig permanecerán abiertos hasta el final de año por "alguna eventualidad" o para ser utilizados en otros cometidos sanitarios. Para entonces, "si se ha superado la pandemia, se almacenarán y estarán a disposición del servicio de emergencias de la Generalitat para cualquier eventualidad", ha anunciado.

Sobre la desescalada, el president ha insistido en que se va a iniciar conversaciones con el sector del ocio para implantar el pasaporte covid "pero a la espera de que el Consejo Interterritorial tome una decisión", apuntó. "También estamos preocupados por garantizar la seguridad en otros ámbitos como en el de las residencias", ha añadido Puig que apunta a que se podría plantear alguna medida que genere seguridad.

"La Comunitat Valenciana está por encima de todos ellos en el reto más determinante: vacunar y proteger la salud de la población", ha proclamado como "un éxito colectivo" que ha definido como orgullo valenciano.