Las entidades sociales y los comedores sociales dieron la voz de alarma: las neveras y los almacenes estaban vacíos de productos básicos con los que cocinar o repartir a las familias más vulnerables. Muchas entidades estaban en lista de espera del Banco de Alimentos de València e iniciaban en los centros escolares campañas de recogida de alimentos no perecederos ante una situación crítica.

Sin embargo, nueve días después de esta denuncia en Levante-EMV el Gobierno anuncia el reparto de una ayuda alimentaria que las entidades sociales esperaban como agua de mayo.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha puesto en marcha la segunda fase del programa 2021 de ayuda alimentaria a las personas más desfavorecidas, en la que reparte 40.194.446 kilos/litros de alimentos.

Este volumen de alimentos de la segunda fase supone el 60 % de las cantidades totales a distribuir en el programa 2021. Los alimentos se entregan en todas las provincias españolas a los centros de almacenamiento y distribución de las organizaciones asociadas. A la Comunitat Valenciana le corresponden 4.051.796,88 kilogramos de alimentos por un valor de 3.764.506,19 euros.