Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell persigue un traspaso de Cercanías pactado con sindicatos

Reclama además «medios humanos y financiación»

El Consell persigue un traspaso de Cercanías pactado con sindicatos

El Consell persigue un traspaso de Cercanías pactado con sindicatos

Una transferencia de los trenes de Cercanías consensuada con los sindicatos y alejada de polémicas como está ocurriendo en Cataluña. Con esa máxima acudirá la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad a la primera reunión con representantes del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana donde se sentarán las bases del reivindicado traspaso.

La cita, aunque sin fecha aún, será antes de final de año. «El diálogo es fundamental, no queremos empezar ya con un malestar que entorpezca el traspaso», remarca el conseller Arcadi España. Aunque por parte del ministerio no está concretado quién acudirá, por parte del gobierno valenciano será el propio España quien asuma las riendas en esta convocatoria inicial. Los siguientes encuentros tendrían ya un carácter más técnico, señala.

El Consell pretende que la cesión de activos y personal no se convierta en una batalla de los sindicatos como está sucediendo en Cataluña, que desde 2010 tiene la gestión de los horarios y las tarifas, pero no las competencias completas. Algo que incluirá en el futuro personal, estaciones y material rodante. Eso sí, España advierte de que el cambio ha de ir acompañado de presupuesto para que todo funcione de forma correcta. «Queremos esta competencia en nuestras manos pero con garantías, porque lo que no tendría sentido es que lo hiciéramos sin la financiación, los recursos humanos y el material adecuado», apunta.

Hasta ese momento, desde el ejecutivo valenciano se apremia al departamento de la ministra Raquel Sánchez para que cumpla con el compromiso de reforzar a corto plazo el día a día con los maquinistas que ahora están formándose. «La situación es dramática, sobre todo en las horas punta, con gente corriendo por los andenes y continuas cancelaciones», relata España, que sabe bien de lo que habla.

España achaca las actuales carencias de Rodalies a un recorte de inversiones del pasado que sigue pagándose en la actualidad, así como a la preponderancia que en su día se otorgó a la alta velocidad en detrimento de los trenes de proximidad. «Si el servicio transcurre dentro de nuestro territorio, las competencias las han de ejercer los que están más cerca de la ciudadanía porque son más conscientes de sus necesidades y pienso que podemos reaccionar mejor», explica. Punto en el que insiste en que la negociación con el gobierno español ha de dejar perfectamente explicitado cuáles son los condicionantes para que la transferencia sea completa, eficaz y asumible por parte de la Generalitat Valenciana.

Apoyo del Congreso

La Comisión de Transportes del Congreso de los Diputados aprobaba el pasado lunes una enmienda transaccional acordada entre el PSOE y ERC para avanzar en ese trasvase de competencias y recursos en materia ferroviaria. Horas antes, en el Debate de Política General en las Corts, el president Ximo Puig insistía en esa reclamación para «mejorar un servicio que no funciona como debería». «Un problema desde hace muchos años», remarcaba.

Compartir el artículo

stats