Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Condenan a a 6 meses de prisión a un exconcejal de Vinaròs por malversación

Jordi Moliner fue acusado de hacer varios reintegros por valor de 9.200 euros

El exedil, Jordi Moliner

La Audiencia Provincial de Castelló ha condenado al exconcejal del Ayuntamiento de Vinaròs Jordi Moliner (Compromís) a seis meses de prisión por malversación de caudales públicos, según ha señalado este jueves el alcalde de la localidad, Guillem Alsina.

Guillem Alsina ha comparecido ante los medios de comunicación para informar a la ciudadanía de la sentencia en firme adoptada por la Audiencia Provincial de Castelló, en relación al caso del exconcejal Jordi Moliner, al que, según ha recordado, se le acusó de realizar varios reintegros desde febrero hasta mayo del 2019 por valor total de 9.200 euros.

Según ha detallado el alcalde, se condena a Moliner como autor responsable de un delito de malversación de caudales públicos, ya definido, a la pena de seis meses de prisión, con inhabilitación especial para el ejercicio del derecho a sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, y suspensión de empleo o cargo público por un tiempo de dos años. Así mismo, también se le impone las costas del juicio.

Alsina ha explicado que el Ayuntamiento ejerció la acusación particular, tal y como se pidió en acuerdo de plenario, y en todo momento han ido de la mano de los requerimientos del ministerio fiscal.

Por otro lado, ha señalado que Moliner devolvió todo el dinero que sustrajo durante el mismo 2019, mientras el proceso continuó hasta recibir la resolución por parte de la Audiencia Provincial. El alcalde ha insistido en que "con esta sentencia en firme se pone punto y final a este capítulo", que espera que "nunca más se vuelva a repetir".

Condena "mínima"

Por su parte, el portavoz adjunto del Partido Popular de Vinaròs, Lluís Gandía, ha señalado tras conocerse la sentencia que "el pacto de gobierno de la pasada legislatura entre Moliner y Alsina se traslada ahora a los juzgados, pues la condena es mínima como consecuencia de que el Ayuntamiento solicitara la pena mínima".

Gandía ha afirmado que "quien tenía que ejercer la acusación particular, el abogado del Ayuntamiento, pidió que se le pusiera la pena mínima, evidenciando un pacto entre quien robaba y los que le taparon, es una vergüenza y un escándalo mayúsculo".

Desde las filas 'populares' se ha señalado que "Alsina debe explicar las razones por las que el Ayuntamiento "ha actuado más como defensa que como acusación". "El Alcalde debe dar la cara y contar por qué se conforma con una pena mínima para un asunto muy grave", ha añadido.

Compartir el artículo

stats