Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La deuda del sector público cae un 90% pero Soler evita dar plazos para la nueva ley

El conseller asegura que hay entes del PP en proceso de extinción como las fundaciones de les Arts, la Luz de las Imágenes, Favide o Jaume II el Just

El conseller de Hacienda, Vicent Soler

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, ha evitado esta mañana en una comparecencia en la comisión de Hacienda de las Corts dar plazos para la aprobación de la nueva ley del Sector Público valenciano que el Botànic intenta desarrollar desde 2015 y que ha estado al menos cinco años bloqueada.

Soler ha asegurado que la nueva ley está ya en fase de tramitación y que responderá a la vocación de servicio, transparencia y compromiso con los valencianos, pero ya no ha dado más detalles. Solo ha añadido que ya se han podido cerrar cinco acuerdos con los sindicatos en el ámbito de los recursos humanos, que es la parte más sensible para la renovación del sector público.

El titular de Hacienda asegura que el Botànic heredó del PP un sector público totalmente endeudado, inviable y al servicio de unos pocos y repleto de amigos y familiares de los que mandaban, ha dicho Soler.

Y ha sido el Botànic el que durante estos años ha impulsado una reforma del sector público de la Generalitat basada en los principios de reducción de la deuda, transparencia y racionalización garantizando la eficacia y la eficiencia, ha dicho. Soler asegura que el sector público se ha puesto al servicio de las personas y de los intereses generales con una reducción de la deuda de las entidades que cumplían con una finalidad social o tenían criterios de fiabilidad económica.

Soler asegura que se ha procedido a la extinción de entes ruinosos o que no respondían a necesidades sociales como La Ciutat de la Llum, que acumuló un agujero de 400 millones. Ahora se encuentran en proceso de extinción las fundaciones Instituto Portuario de estudios y cooperación, fundación de les Arts, Luz de las Imágenes, Atención a Víctimas del Delito (Favide) o Jaume II el Just. 

Otras han sido rescatadas, asegura el conseller, como Fira València con mil millones de despilfarro dice Soler, con sobrecostos, gastos en dietas, regalos y viajes y pagos a Orange Market o el aueropuerto de Castelló con una deuda de 221 millones

Soler asegura que se ha rebajado el agujero de la deuda en un 90% en el sector público instrumental que supone el 11% del presupuesto consolidado del Consell, el mismo más o menos al que tenía en 2015.

El incremento presupuestario se ha dirigido a entidades con vocación social como Labora, Ivass, Sgise, Vaersa o FGV y entre los ente que más han crecido en presupuesto se sitúan las cuatro fundaciones para la investigación sanitaria con un aumento de un 70% entre 2015 y 2021. 

Compartir el artículo

stats