Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sánchez iniciará el congreso con una reunión con ‘barones’ y ministros

González, Zapatero y Almunia intervendrán el sábado 15 de octubre en el cónclave socialista

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, arrancará el 40º Congreso Federal de su partido el viernes 15 de octubre en València con un encuentro a mediodía en el que participarán los ministros del ala socialista del Ejecutivo, los presidentes autonómicos y los secretarios generales de las distintas federaciones, según informaron fuentes socialistas. Este encuentro es un claro intento de marcar la que será la pauta de este cónclave que marcará el rumbo de los socialista: la «unidad», tanto dentro del partido como en el papel que juega ahora el PSOE como fuerza de gobierno.

Estas serán las dos claves de este congreso, que durará hasta el domingo 17, y que de hecho contará con la participación el sábado de los ex secretarios generales socialistas José Luis Rodríguez Zapatero, Joaquín Almunia e incluso Felipe González, a pesar de los reproches que este último ha lanzado en público a Sánchez. Fue el propio presidente el que contactó con ellos para invitarles personalmente a participar en el congreso, según las fuentes consultadas.

A falta de que los organizadores terminen de cerrar la escaleta, la previsión es que la agenda comience el viernes a medio día con un encuentro del denominado Consejo de Política Federal —el órgano territorial del PSOE, en el que se integran todos los secretarios generales autonómicos—, presidido por Sánchez y con la participación también de los ministros socialistas, incluidos también aquellos que no tienen el carné de militante.

Ni tensiones ni disputas

De ahí saldrá la primera foto de esa «unidad» de la que Sánchez quiere hacer gala, en un cónclave en el que precisamente no se esperan ni tensiones ni disputas, y al que el presidente llega ya con su cargo reafirmado, tras unas primarias breves y de trámite, sin votación, en las que él fue el único candidato. Es decir, la única «sorpresa» que se espera es que «no va haber sorpresas», en palabras de un dirigente socialista.

Ya el sábado se espera que los órganos federales salientes presentes su informe de gestión. A lo largo de la mañana se producirán también las intervenciones, por un lado, de los dos expresidentes González y Zapatero, y por otro, de Almunia. Todo ello antes de que arranque ya por la tarde el debate de las enmiendas a la ponencia marco, que servirá para fijar los nuevos postulados del PSOE en esta nueva etapa que se abrirá tras la cita de València.

Compartir el artículo

stats