Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las opciones para cursar Bachillerato se amplían con una modalidad más

La nueva ley educativa del Gobierno llega el próximo curso a primero e introduce cambios en estos estudios postobligatorios, ya que incluye una rama nueva que combina Ciencias y Humanidades, y amplia la oferta artística

Un alumno de bachillerato. EP

El próximo septiembre empezarán a llegar los primeros cambios que la nueva ley educativa estatal, la Lomloe, introduce en las aulas españolas. De una manera u otra, las modificaciones se notarán en todos los niveles, si bien los cambios más comentados son los que llegan a la etapa postobligatoria del Bachillerato, la tradicional vía de acceso a la universidad, sin olvidar el pase directo que supone para estudiar un grado superior de FP.

Según el borrador del Ministerio de Educación, la novedad más importante es la creación de una modalidad de Bachillerato inexistente hasta ahora y que se suma a las ya conocidas (Ciencia, Sociales y Humanidades, y Artes), que también tienen algunas modificaciones.

Con esto, en 2022-23 se estrenará el Bachillerato general, con materias de las otras opciones y que nace con la idea de ser una llave para que el alumnado no se cierre ninguna puerta de cara a su futuro académico, así como una ayuda para quienes con 15 o 16 años no se decantan claramente por ninguna rama. Como explica el ministerio en la propuesta de ordenación académica, esta vía se dirige a estudiantes sin «necesidad de centrarse en un área de conocimientos o especialización concreta». Como de forma obligatoria todos cursan materias más humanísticas (como Historia o Filosofía), en esta opción aparecen como obligatorias Matemáticas Generales —que planteará problemas en contextos reales— en 1º y Ciencias generales en 2º. Para potenciar las otras áreas de conocimiento entre las optativas hay materias como Movimientos Culturales y Artísticos o Economía y Emprendimiento.

Según publicó este periódico, se trata de una nueva opción que ha sido aprobada tanto por el alumnado como por las directivas de los institutos, pues consideran que sí responde a las inquietudes de algunos estudiantes.

Más contenido de Música

Por otro lado, otra de las novedades de la Lomloe es el impulso del Bachillerato artístico, que amplía sus posibilidades y se desdobla en dos grandes y nuevas modalidades: una centrada en la Música y Artes escénicas, y otra en Artes Plásticas, Imagen y Diseño. En el primer caso, se estudia los dos cursos Coro y técnica vocal o Lenguaje y práctica musical, por ejemplo. Por el contrario, dejan de ser obligatorias Fundamentos del Arte y Cultura Audiovisual, que se quedan como materias de modalidad optativas en la opción de Artes Plásticas.

Con un vistazo más general al nuevo esquema del Bachillerato, otros cambios destacables son que en Ciencia y Tecnología ya no será obligatoria la asignatura de Física y Química en 1º; y en Humanidades pierde peso Griego, que era obligatoria y a partir del nuevo curso ‘competirá’ con Historia del mundo contemporáneo o Literatura universal.

No obstante, estas dos últimas materias desaparecen de la modalidad de Artes (hasta ahora se debe elegir una de las dos ) aunque aparece Literatura dramática, y, si se opta por otras materias, se podrán evitar totalmente en el Bachillerato de Sociales.

En común, todo el alumnado de Bachillerato cursará Educación Física, Castellano, Valencià, Inglés (u otra lengua extranjera) y Filosofía en 1º. En 2º, se mantienen las lenguas, y se incorporan Historia de la Filosofía e Historia de España, pero cae Educación Física.

Actualmente, el 6,9 % del alumnado cursa la modalidad Artística; el 45,6 % Ciencias y Tecnología; y el 47,5 % se decantan por Humanidades y C.Sociales, siendo la socioeconómica la rama más demandada. La Lomloe se implantará en 1º y en 2023-24, en el segundo curso.

Compartir el artículo

stats