Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ribera Salud denuncia al Consell por "hackear" su sistema informático en Torrevieja

Presentan una denuncia ante la Guardia Civil por sustracción de "archivos confidenciales" desde ordenadores del comisionado de Torrevieja

Ribera Salud denuncia al Consell por "hackear" su sistema informático en Torrevieja

La empresa Ribera Salud, que gestiona hasta este viernes el área de salud de Torrevieja, ha denunciado el presunto "hackeo" de su sistema informático la semana pasada desde ordenadores propiedad de la Conselleria de Sanidad. Según han confirmado fuentes de la concesionaria, el pasado viernes "se detectó por nuestro departamento de ciberseguridad un acceso irregular al sistema informático propiedad de Ribera Salud, con sustracción de información y archivos confidenciales por parte de personal no autorizado, y desde equipos de la unidad del Comisionado de la Conselleria de Sanidad en el Hospital de Torrevieja", cuestión que fue puesta en conocimiento tanto de la conselleria como de "Guardia Civil para que abra una investigación".

Los hechos sucedieron, según explican desde la empresa, el pasado viernes justo después de que la consellera de Sanidad, Ana Barceló, alertara de la falta de colaboración de la concesionaria en cuestiones clave como dar el listado definitivo de trabajadores que serán subrogados o en facilitar las claves de su sistema informático para asegurar la transición este fin de semana. Ese mismo día, el pleno del Consell aprobaba el decreto que rige la reversión de los trabajadores del área. Desde la empresa declinaron ayer hacer declaraciones hasta que concluyan las investigaciones "dada la gravedad de los hechos denunciados y la seriedad del tema por las connotaciones que pudiera tener y el alcance de las personas implicadas".

La denuncia se une al reguero de iniciativas judiciales puestas en marcha por la empresa para intentar frenar el proceso de vuelta a manos públicas del área de salud, después de que el contrato suscrito en su día acabe este próximo viernes día 15 y no se haya acudido a la prórroga. Sucedió lo mismo durante el proceso de reversión del área de salud de la Ribera en marzo de 2018. En los meses previos a la recuperación del área de salud que fue el germen del modelo Alzira de gestión sanitaria, la empresa presentó sin éxito numerosas denuncias para intentar parar el proceso.

"El contrato les obliga a facilitar información"

Desde la Conselleria de Sanidad, han calificado como "provocación" la denuncia presentada al tiempo que defendieron que la administración "se ha ceñido en todo momento al marco jurídico del contrato de concesión" que marca, precisamente que la concesionaria está obligada a "entregar el servicio sanitario en las condiciones adecuadas y facilitar la información necesaria para garantizar a la ciudadanía el derecho de seguir recibiendo la atención sanitaria en las mejores condiciones y sin merma asistencial. Unos requerimientos que la empresa ha ignorado de forma repetida", insisten desde la administración. "Cinco resoluciones del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana han avalado la estrategia diseñada y ejecutada por la Conselleria de Sanidad", concluyen.

Otras tres áreas en manos privadas

Una vez se complete la reversión de Torrevieja serán dos las áreas de salud que eran gestionadas de forma privada en la Comunitat Valenciana y que han pasado de nuevo a manos públicas. El Consell tiene intención de hacer lo mismo con el resto de departamentos que todavía están en manos privadas: Dénia, Manises y Elx-Crevillent. Los contratos de los dos primeros finalizan durante 2024 y el del último en 2025. Ribera Salud es la concesionaria tanto de Elx-Crevillent como ahora del 100 % de Dénia después de que Competencia haya aprobado de forma inicial la compraventa de las acciones que DKV tenía en la unión temporal de empresas de Marina Salud.

Compartir el artículo

stats