Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La C. Valenciana tiene 5.000 cuidadores no profesionales menos que hace una década

La cifra de familiares dados de alta ha ido subiendo hasta los 10.938 desde que el Gobierno de Sánchez recuperara las cotizaciones que eliminó Rajoy en 2012

Una mujer, cuidadora no profesional de su hija Fernando Bustamante

En apenas dos años los cuidadores no profesionales se han multiplicado de forma exponencial en la Comunitat Valenciana al pasar de los 850 registrados en enero de 2019 a los casi 11.000 (10,938) que reflejaba el sistema en diciembre de 2020. Aún así, entre esta cuantía y la existente hace una década hay 5.000 cuidadores no profesionales menos. ¿Por qué? Las medidas adoptadas por los diferentes gobiernos ala hora de asumir o no las cuotas de la Seguridad Social son la respuesta.

En 2012, el Ejecutivo de Mariano Rajoy decidió suprimir las cuotas a la Seguridad Social de aquellas personas que cuidan de sus familiares dependientes. La iniciativa cayó en picado hasta los 1.900 valencianos, y la cifra no paró de bajar hasta 2018, con solo 844 personas adscritas al sistema.

Hablamos de personas que cuidan de sus familiares pero debemos hablar de mujeres. Y es que la estadística del Ministerio de Seguridad Social arroja que el 89 % de las personas acogidas a esta medida son mujeres.

En 2019, el Ejecutivo de Pedro Sánchez recuperó la iniciativa de financiar las cotizaciones a la Seguridad Social de los cuidadores familiares de dependientes y las cifras en la Comunitat Valenciana pasaron de reflejar 850 personas dadas de alta en enero de ese año a 8.691 cuando concluyó el ejercicio. Y la cifra no ha parado de crecer.

Además, la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas que dirige Mónica Oltra decidió, en el Botánic I (año 2016), impulsar la prestación de ayuda al cuidador no profesional, una medida que estuvo años bloqueada por el Gobierno central y que volvió a aparecer en la cartera de servicios de la ley de Dependencia en la Comunitat Valenciana.

De hecho, la ayuda se suspendió por real decreto del Gobierno central durante dos años y los usuarios se vieron obligados a ir a un centro de día, a una residencia o a recibir la prestación vinculada del servicio a domicilio.

Al final, muchos dependientes se quedaron sin nada. En la actualidad, la prestación a cuidador no profesional ocupa casi el 60% de las ayudas (el doble que la media nacional) y es estrategia de crecimiento en la Comunitat Valenciana, según el XXI dictamen del Observatorio de la Dependencia que valora el funcionamiento del sistema en 2020 y que elabora la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales.

Es más, en cifras totales, la Comunitat es la autonomía con más personas adscritas a esta iniciativa en diciembre de 2020. Por provincias, València se sitúa a la cabeza de la lista con 5.809 personas, seguida de Alicante con 4.096 y Castelló 1.083 cuidadores no profesionales de dependientes.

Cuando hablamos de esta ayuda familiar nos referimos a la prestación económica para cuidados en el entorno familiar y apoyo a cuidadores no profesionales. Para pedir la prestación hay que acudir a los servicios sociales de la localidad.

Compartir el artículo

stats