Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell no podrá ampliar su sector público sin un plan de actuación

La nueva normativa obliga a aprobar una memoria completa que justifique la necesidad de la Generalitat de crear nuevas entidades para prestar servicios - Los entes ya existentes tendrán un año para definir sus objetivos y demostrar su eficacia

Sede de la empresa pública Vaersa en València. | M. Á. MONTESINOS

Sede de la empresa pública Vaersa en València. | M. Á. MONTESINOS

El anteproyecto de ley que Hacienda ya presentó a los sindicatos contempla otras novedades en materia de personal. La regularización de la plantilla ha sido el gran caballo de batalla para el Botànic que a lo largo de estos años ha dictado varias disposiciones para tratar de poner orden mediante la publicación de las relaciones de puestos de trabajo y la regularización de las bolsas de empleo para la contratación de personal temporal.

La nueva norma, que Hacienda quiere impulsar este primer semestre, contempla la creación de un registro en el que figurará inscrito todo el personal al servicio del sector público. En este se anotarán los actos que afecten a la vida laboral con criterios homogéneos.

Además, tendrá asociado un fichero informático de puestos de trabajo en el que figurarán todos los que cuente o haya contado el ente. Se prevé que este registro sea accesible para la Intervención de la Generalitat en el ejercicio de sus funciones de auditoría y control, así como para la Conselleria de Hacienda.

Evitar la opacidad

Este dato resulta fundamental para evitar la opacidad y para reforzar el control en la contratación de personal. Cabe apuntar que cada ente está adscrito a conselleries distintas y Hacienda ya ha tenido muchas dificultades para conocer qué plantilla existía en esta pata de la Administración.

Junto con el registro de personal, también se prevé la realización de planes de ordenación de recursos humanos, estratégicos u operativos. Eso sí, no todos estos planes serán obligatorios ya que, con carácter general, se harán a propuesta de la conselleria competente.

En aquellos entes con un número igual o superior a cincuenta puestos de trabajo deberán elaborar cuatrienalmente un plan estratégico de recursos humanos. En todo caso, estos informes deberán recabar los informes preceptivos y vinculantes de Hacienda. Por otro lado, la ley es taxativa en relación a la creación de nuevos ya que será necesario que cuenten con crédito suficiente.

Mejor tarde que nunca. El Botànic lleva una legislatura y media dándole vueltas a cómo meter en cintura la amalgama de entes que conforman el sector público instrumental de la Generalitat con una nueva ley que sustituya a la que aprobó el Ejecutivo popular de Alberto Fabra en 2013.

Después de un intento fallido en su primer mandato, el departamento que dirige Vicent Soler tiene ya listo un nuevo anteproyecto de ley en el que, entre otras cuestiones, se dificulta la ampliación de esta pata de la Administración que en tiempos pasados fue foco de todo tipo de excesos. Si el texto sale adelante, a partir de ahora constituir un nuevo organismo, entidad, sociedad mercantil, fundación o consorcio no será tan sencillo ya que será obligatorio que el nuevo ente cuente con una memoria de inicio de actividad.

Esta exigencia legal es una de las novedades que contempla la futura ley del sector público. El plan de actuación no es un mero papel. Se trata de una memoria económica que debe justificar el inicio de la actividad y que acompaña a la tramitación de los procedimientos de constitución de personas jurídicas integrantes del sector público de la Generalitat establecida en la normativa de gestión presupuestaria.

Requisitos

Contempla las razones que justifican la creación del ente, la forma jurídica propuesta, la valoración y fundamentación de la estructura organizativa, los recursos humanos, el plan económico-financiero, los objetivos del ente, los indicadores para medir su consecución y la programación plurianual de carácter estratégico para alcanzar los objetivos. Además, Hacienda quiere que este plan de actuación inicial se haga público en el portal de transparencia y en la página web del ente.

De seguirse al pie de la letra estas consideraciones, apostar por que una nueva entidad asuma la gestión de determinadas competencias no será tan sencillo. Una cortapisa a eventuales chiringuitos, en terminología usada ahora por la oposición y antes por los partidos de izquierdas.

La ley obliga al órgano que propone su creación (la conselleria correspondiente a la que quede adscrita) que justifique por qué es necesario un nuevo ente, si es no eficaz y si se evitan posibles duplicidades. Por otro lado, el borrador del anteproyecto al que ha tenido acceso este diario, afecta también a los entes que ya están en funcionamiento. Así, en una de las disposiciones transitorias se recoge que «cuando se trate de entes creados con anterioridad a la entrada en vigor de la presente ley, el plan de actuación deberá aprobarse en el último trimestre del año siguiente a su entrada en vigor».

En suma, con esta herramienta, la Conselleria de Hacienda (que tiene las competencias) busca aplicar una evaluación continua sobre su sector público e impedir descontrol y reinos de taifas en las conselleries.

Así, se recoge que la creación e entes del sector «solo procederá cuando el interés general a satisfacer o el servicio a prestar no pueda lograrse por los órganos y servicios de la Administración de la Generalitat, por la ampliación de estos o por la ampliación del objeto social de los ya existentes y que por similitud de fines pudieran satisfacer el servicio propuesto».

Se establece que, en ningún caso, se permitirá la duplicación de los servicios. Además, tanto para la creación, como para la modificación de estatutos, será necesario un informe de la conselleria con competencias en materia de hacienda y sector público. Este control, intenta evitar conversiones descontroladas de fundaciones privadas a públicas ocurridas en el pasado.

Por su parte, el análisis de eficacia será clave en los proceso de transformación de los entes, así como en la fusión. Será necesario, además, un informe preceptivo vinculante de la Intervención de la Generalitat.

Registro de personal y plan de recursos humanos

El anteproyecto de ley que Hacienda ya presentó a los sindicatos contempla otras novedades en materia de personal. La regularización de la plantilla ha sido el gran caballo de batalla para el Botànic que a lo largo de estos años ha dictado varias disposiciones para tratar de poner orden mediante la publicación de las relaciones de puestos de trabajo y la regularización de las bolsas de empleo para la contratación de personal temporal.

La nueva norma, que Hacienda quiere impulsar este primer semestre, contempla la creación de un registro en el que figurará inscrito todo el personal al servicio del sector público. En este se anotarán los actos que afecten a la vida laboral con criterios homogéneos.

Además, tendrá asociado un fichero informático de puestos de trabajo en el que figurarán todos los que cuente o haya contado el ente. Se prevé que este registro sea accesible para la Intervención de la Generalitat en el ejercicio de sus funciones de auditoría y control, así como para la Conselleria de Hacienda.

Evitar la opacidad

Este dato resulta fundamental para evitar la opacidad y para reforzar el control en la contratación de personal. Cabe apuntar que cada ente está adscrito a conselleries distintas y Hacienda ya ha tenido muchas dificultades para conocer qué plantilla existía en esta pata de la Administración.

Junto con el registro de personal, también se prevé la realización de planes de ordenación de recursos humanos, estratégicos u operativos. Eso sí, no todos estos planes serán obligatorios ya que, con carácter general, se harán a propuesta de la conselleria competente.

En aquellos entes con un número igual o superior a cincuenta puestos de trabajo deberán elaborar cuatrienalmente un plan estratégico de recursos humanos. En todo caso, estos informes deberán recabar los informes preceptivos y vinculantes de Hacienda. Por otro lado, la ley es taxativa en relación a la creación de nuevos ya que será necesario que cuenten con crédito suficiente.

Compartir el artículo

stats