Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La partida para el transporte metropolitano se congela en 38 millones

El túnel pasante, fundamental para la entrada a València, se vuelve a atrasar

Un autobús de la EMT circula por la Avenida del Cid de València. | JOSÉ MANUEL LÓPEZ

El proyecto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para la ciudad de València confirma que la Autoridad de Transporte Metropolitano de València (ATMV) volverá a recibir 38 millones de euros, igual que en 2021, e incluye una serie de pequeñas inversiones para regenerar la costa de la capital valenciana e iniciar la mejora de algunos elementos del patrimonio cultural.

Amén de la inyección económica para la ATMV que permitirá sanear las cuentas de la Empresa Municipal de Transportes perteneciente al consistorio de València, el Estado invertirá 230.000 euros en 2022, sobre un gasto plurianual de 2,4 millones en frenar la regresión del litoral del Cap-i-Casal. También se han presupuestado otras dos partidas de 100.000 euros para la costa de València. En cuanto a otras actuaciones, la rehabilitación del cuartel de Zapadores se llevará 1 millón; la puesta en valor de Los Silos de Burjassot, 150.000 euros, de un coste total de 2 millones; y la restauración de la cúpula de las Escuelas Pías, solo 10.000 euros. Asimismo, se incluyen 100.000 euros para la climatización y ampliación del Museo de la Cerámica, obra que está valorada en 19 millones.

Ante estas cifras, las reacciones políticas no se hicieron esperar. El alcalde Joan Ribó (Compromís) recibió los PGE con mucha frialdad mientras la vicealcaldesa Sandra Gómez (PSOE) los ensalzó. Ribó señaló que de nuevo el Gobierno del Estado «presenta unos presupuestos que para València suponen más sombras que luces». «Todavía tienen que mejorar en partidas fundamentales», apuntó.

Ribó subrayó que el transporte metropolitano recibirá 38 millones, al igual que en 2021, por tanto, «la inversión se mantiene congelada». También valoró la aparición de una nueva partida de 60 millones para implantar experiencias piloto de movilidad para la Comunitat Valenciana. «Esperamos que se cuente con València y la EMT para ponerlas en marcha», dijo.

«Ahora bien, el gran agravio son de nuevo las Cercanías», denunció el alcalde. Las cuentas presentadas incluyen «una partida de solo 59,8 millones de euros para València en 2022, muy por debajo de Barcelona o Madrid». Respecto al túnel pasante, «se vuelve a atrasar. La primera partida plurianual son 3 millones para 2023». Según el alcalde, «cada año vamos echando más atrás esta inversión prevista ya desde el 2003». En cuanto al Canal de Acceso «tenemos que confiar que ADIF haya previsto la transferencia a la Sociedad Parc Central dentro de los 145 millones que transfiere el Gobierno a sus empresas participadas».

Por su parte, la vicealcaldesa Sandra Gómez resaltó que el Gobierno de España «cumple de nuevo con València» y «atiende reivindicaciones tan importantes como la mejora de las Cercanías o la inversión en el transporte metropolitano». En este sentido, remarcó «los 38 millones para la ATMV, a los que hay que sumar otros 100 para movilidad innovadora». A esta cantidad, «habría que añadir adicionalmente 200 millones para financiar infraestructuras». Además, «Cercanías y movilidad urbana en la provincia València pasa a 53,9 en 2022 frente a 1,4 en 2021. En total, la provincia recibirá 180 millones».

Compartir el artículo

stats