Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Solo el 16 % de los familiares que cuidan de dependientes cotizan a la Seguridad Social

La patronal Aerte afirma que el 75 % de las prestaciones gestionadas desde 2015 son para este servicio

De las 77.044 prestaciones a cuidador no profesional que hay activas en la actualidad en la Comunitat Valenciana, solo hay 13.037 dadas de alta en la Seguridad social, lo que supone el 16,92 %. Es decir, más del 83 % de las personas cuidadores se encuentran sin cotización, «salvo que lo estén haciendo por otra vía que nosotros desconocemos». Así lo aseguran desde la Asociación Empresarial de Residencias y Servicios a Personas Dependientes de la Comunitat Valenciana (Aerte) como respuesta a la noticia publicada en este diario que aseguraba que, en una década, la Comunitat Valenciana «había perdido» 5.000 cuidadores no profesionales desde que el Ejecutivo de Mariano Rajoy eliminara las cotizaciones en 2012 y el de Pedro Sánchez las incorporara en 2019.

Sin embargo, desde entonces, las prestaciones no han parado de crecer, aunque existe un desfase evidente en el número de ayudas y el de afiliados a la Seguridad social por este concepto.

Atenciones adecuadas

Por ello, desde Aerte temen que las personas dependientes «no estén recibiendo las atenciones adecuadas» por una prestación «que la ley de Dependencia preveía como excepcional y se ha tornado la norma en la Comunitat Valenciana». Y es que desde Aerte afirman que el 75% de las prestaciones que ha gestionado el Botànic desde 2015 son para cuidadores no profesionales lo que «ha implicado rebajar la lista de espera de forma considerable, algo que es muy positivo, pero es una realidad que lo excepcional se ha convertido en normal».

De hecho, la ley establece que «el beneficiario podrá, excepcionalmente, recibir una prestación económica para ser atendido por cuidadores no profesionales, siempre que se den condiciones adecuadas de convivencia y de habitabilidad de la vivienda y así lo establezca su Programa Individual de Atención».

Desde Aerte también recalcan que el objetivo «es que sean atendidos por profesionales en sus domicilios. No es que nosotros queremos que las personas dependientes vayan a un recurso residencial. Pero sabemos que el espíritu de la ley era profesionalizar los cuidados».

Compartir el artículo

stats